Vender lencería es negocio rentable

Publicado el 15/Agosto/2008 | 00:00

Los diseños seductores y la creación de nuevas tendencias se convierten en el enganche perfecto del negocio de la lencería. Del furor de la variación de colores, hoy el turno es para los ecológicos.

Una prueba de ello es que las mujeres de estrato medio-alto adquieren sus prendas íntimas cada seis meses, con una inversión mínima de $90; así lo revela un estudio efectuado en el mercado ecuatoriano.

La venta de prendas íntimas es un negocio dedicado principalmente al público femenino, siendo las más jóvenes las mejores clientas.

En el mercado ecuatoriano compiten más de 20 marcas; aunque también se comercializan muchas prendas provenientes de China que, por su precio económico, se venden principalmente en el mercado informal.

Para Jesús Saldarriaga, gerente de Leonisa en el Ecuador, "la vanidad está del lado de las mujeres y Leonisa viste a la mujer latina", precisó el representante de la firma de lencería, al tiempo que manifestó que la firma existe desde hace 52 años aunque su presencia en el Ecuador se remonta a 15 años atrás.

"Siempre están cambiando los gustos. Sabemos que la mujer ecuatoriana, especialmente la de la Costa es muy vanidosa", comentó Lisette Cueva Jiménez, jefa de Mercadeo Retail de Leonisa. Parte del negocio de Leonisa radica en el valor agregado que le han colocado siempre a sus prendas, dijo el ejecutivo.

Una de las ventajas de esta firma, con presencia en Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, Panamá, Perú, México, España y Guatemala, es que ellos mismos elaboran el 90% de los textiles y el 60% de los materiales de confección. A criterio de Saldarriaga se están rompiendo esquemas ya que todo tipo de prendas se vende bien desde las de pequeño tamaño hasta las maxicopas grandes.

María Isabel Chica, gerenta de su negocio familiar Tony Boutique, coincidió con Saldarriaga. Desde hace tres años maneja cerca de 500 clientes y sus ventas las hace por medio de catálogo. Primero recepta el pedido y luego viaja a Medellín para traer los modelos requeridos. Al mes invierte hasta un total de $2 000.

La firma nacional Secretos de Luna también confirmó que el negocio de la lencería cambia constantemente. Tan bueno resulta el negocio que Guilllermo Vera, importador de ropa interior de la Bahía de Guayaquil, pasó de ser comerciante a ser productor de lencería hecha en Ecuador. El éxito de esta ropa interior se basa en el acercamiento con los eventos de moda, asesoría de expertos e iniciativa, dijo. (NMCH)

El mercado ecuatoriano prefiere la ropa colombiana

Las firmas colombianas de ropa interior son las que imponen la moda o belleza interior como muchos denominan a las prendas íntimas. Entre estas se destacan algunas como: Leonisa, Vanessa, Laura, Volupte, Cavincci, Vianet, Yuriha, Frenesi, Rusia y Carolina.

Pero la marca no solo importa por el nombre sino que además da la pauta para fijar los precios de la lencería en el país. Así, los costos de estos artículos pueden fluctuar entre los $10 y $50 por prenda; sin embargo también existen otras marcas internacionales como Victoria"s Secret, cuyos productos en el país se comercializan a precios que van desde los $25 hasta los $95. (NMCH)

Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.