Treinta años, casi desapercibidos

Publicado el 12/Agosto/2009 | 00:14

Análisis de HOY
analisis@hoy.com.ec

Los pueblos tienen una historia, y esa historia es el resumen de éxitos y fracasos, y esos pueblos se enriquecen con su historia, reflexiona el ex presidente Osvaldo Hurtado al comentar lo negativo que resulta echar sombras sobre lo pasado; esto, a propósito de que en el Ecuador casi ha pasado desapercibido el hecho sustantivo de que el país volvió a la democracia hace 30 años, y que este es el período continuo más largo de ella desde que se fundó la República.

Esta suerte de olvido colectivo -aunque muchos medios de comunicación sí lo han recordado- ha impedido evaluar lo que han constituido para la nación estas tres décadas ininterrumpidas de democracia. Al contrario de lo que se pensara, el balance parece no ser tan negativo, aunque, desde luego, todos vamos a coincidir en que la marginalidad, las desigualdades, la corrupción y la impunidad, perversas taras que agobian al país, han proseguido. De todas maneras, estas lacras sociales no pueden hacernos olvidar avances importantes que ha experimentado la sociedad ecuatoriana.

En una entrevista con HOY, a propósito de los 30 años de regreso a la democracia, Osvaldo Hurtado, quien fue vicepresidente de Jaime Roldós, el primer binomio que asumió el poder luego de una larga dictadura, ha mencionado avances importantes que parecen no ser apreciados por los ecuatorianos, y que son logros significativos de este tiempo de democracia.

Hurtado menciona la firma de la paz con el Perú, para la cual se debió recorrer un extenso camino, que comenzó con el reconocimiento de la vigencia del Protocolo de Río de Janeiro hecho por el presidente Durán Ballén, como uno de los hechos más importantes. De igual manera, considera trascendente el viraje que ha tenido la participación de la mujer en la sociedad, pues hoy está presente en todas las actividades culturales, económicas, sociales, deportivas, políticas, etc, luego de copar en igualdad de número las aulas universitarias.

En la misma línea ha mencionado el avance del pueblo indígena, que ha recuperado su dignidad, arrebatada por centurias, gracias a un largo proceso que incluyó la alfabetización iniciada en el Gobierno de Roldós, proseguida en el suyo y continuada en los venideros. Paralela a ello está la dotación de electrificación rural, que ha convertido al Ecuador en el país con mejor servicio en la región, junto a Argentina. También menciona haber doblegado la inflación luego de haberse adoptado la dolarización; la caída de la pobreza urbana a menos del 25% en el primer lustro del siglo XXI, el que el SRI haya logrado recaudar importantes rentas para el Estado, y que la esperanza de vida haya pasado de 59 años, hace 30 años, a 75 años. Sería bueno que otros dirigentes evalúen también estos 30 años de democracia.



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.