TAME reanuda vuelos a manta

Publicado el 14/Enero/2008 | 00:00

‘Es un gusto volar para ustedes. Pedimos abrochar sus cinturones de seguridad”. Con este anuncio, el tan esperado vuelo de Tame, en el avión Embraer 190, partía de Quito a Manta, en su vuelo inaugural.

Ya a 23 mil pies de altura, el capitán de la aeronave, Humberto Iglesias, daba algunas pistas sobre el destino e invitaba a los viajeros a conocer la cabina del avión. Las condiciones climáticas eran excelentes; 35 minutos después, la aeronave llegaba a la Base Aérea de Manta para su bautizo y bendición.

En el sitio, decenas de asambleístas invitados se disponían en los graderíos a presenciar la ceremonia. Por un momento, el avión pasó a segundo plano cuando los periodistas enfocaron su atención más en Alberto Acosta, presidente de la Asamblea Constituyente, al rumorearse sobre la supuesta sublevación en una base de la Marina que sucedía en Guayaquil.

Sin embargo, tras algunas aclaraciones y desmentidos, la tensión cedió. Esto permitió que la aeronave de fabricación brasileña fuera bañada con champagne y develado su nombre: “Ciudad de Manta”.

Luego, el acto pareció ser una importante reunión de los asambleístas, parte de los cuales serán de seguro “clientes” del Embraer.

Según el alcalde de Manta, Jorge Zambrano, este avión es menos ruidoso y consume la mitad de gasolina que otros.

Por su parte, el presidente ejecutivo de Tame, Fernando Martínez de la Vega, afirmó que con el Embraer la línea aérea puede atender nuevamente la demanda hacia Manta.

Pero la aeronave no es la única que se incorpora a la flota de tres Embraer, sino que junto con su “gemelo”, “Ciudad de Loja”, pasa a formar parte del patrimonio de la empresa.

Tame invirtió $62 millones en la compra de la flota, financiados con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) “en condiciones fuera de serie”, manifestó Martínez de la Vega. Esto es, un año de gracia y 20 de plazo.

La fiesta siguió en uno de los salones de la Base Aérea de Manta. El avión, fabricado por Embraer en el último trimestre de 2007, tiene capacidad para 104 pasajeros, está equipado con motores General Electric, sistema Ticas –para alertar a la tripulación sobre posibles colisiones- y JPWS –sobre posibles obstáculos en tierra-, además de pantallas de vidrio líquido, entre otras características.

Pero este no es el último plan de Tame. Se prevé que, para fines del primer trimestre de 2008, la línea aérea ofrezca vuelos hasta Manaos (Brasil), e incluso al interior de ese país. Para ello, se conversa con aerolíneas brasileñas para que operen como nexo.

Finalmente vino el retorno a Quito, con el presidente de la Asamblea en primera fila del avión como parte de los 3 000 pasajeros diarios que vuelan en Tame. (DB)

Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.