HoyComEc

Personajes QuiteÑos

Publicado el 29/Junio/2000 | 00:00

Quito. 29 jun 2000.
El Chullita Quiteño

El chullita quiteño no es un borracho, pero sí gusta de las
reuniones con amigos y el baile. "Chulla" es una palabra quichua
que significa solo.

Para hablar del Chulla quiteño tenemos que transportanos al siglo
pasado, cuando los chicos que eran descendientes de españoles,
rebeldes con las normas de aquella época, empiezan a surgir. Su
vestimenta era del estilo conocido como Charlot: una forma de
llevar la ropa que nació en Londres y que se apreciaba en las
películas de cine mudo de Charles Chaplin.

Pero así como cambian las cosas, el concepto y los chullas
quiteños fueron transformándose, luego se les conocía somo como
vividores, pícaros y galanes.

El creador del "Chullita Quiteño"

La tan famosa canción del "Chulla quiteño" la escribió Alfredo
Carpio, (nació en Quito 1909 y murió en 1956). Se graduó de
dentista en la Universidad Central, pero su vida estaba con la
música. Este pasacalle lo estrenó en la capital en 1946.

La torera

Su verdadero nombre era Anita Bermeo. Vivió casi cien años, desde
1886 y murió en 1984. Solía vestirse con trajes super elegantes,
llenos de colores y luces que tenía de Paris: viajó como empleada
de una familia y al regreso se trajó todos los vestidos que
consiguió allá.

Todos la conocían, los niños, por ejemplo, corrián tras ella y le
gritaban "torera", "torera".

Aunque muchos dicen que era una mujer agresiva, solamente actuaba
así cuando le maltrataban o le lanzaban piedras.

La Torera no estaba loca, pero era diferente a los demás. Se
caracterizaba porque siempre llevaba un paraguas.

Su casa era Quito, solo le bastaba golpear las puertas y la gente
le recibía muy bien, y le daban de comer.

Una leyenda

Murió de vieja en el asilo Corazón de María, del cual por supuesto
se escapaba algunas noches. Las monjas hasta ahora la recuerdan
mucho y lloraron bastante por su ausencia.

El Aguila Quiteña

El "Aguila Quiteña" fue uno de los ladrones más conocidos de
Quito, que vivió la década de los treinta.
Su verdadero nombre fue Luis Aníbal Paz y cometió muchos robos,
tantos que todos sabían de él, entonces fue cuando la imaginación
de la gente le adjudicó hazañas o jugarretas increíbles.

Al "Aguila Quiteña" se le encontraba en las páginas de delitos de
todos los periódicos, y con frecuencia entraba y salía de las
cárceles de Quito.

¿Cómo murió?

Fue apresado en Lima y llevado a la cárcel "Frontón", ubicada en
esta ciudad, cuando viajó para visitar a su hermana. Tras las
rejas pasó algún tiempo, murió apuñalado por otros reclusos entre
1956 y 1957.

FUENTE: Quito, tradiciones, testimonio y nostalgia. Compilador
Edgar Freire Rubio. Librería Cima, 1991. Entrevista con Ulises
Estrella, quitólogo. (Texto tomado de Revista Cometa 260)

Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.