‘Patria, tierra sagrada’

Publicado el 23/Abril/2007 | 00:00

Fue protagonista durante toda la campaña y copó la publicidad pero con tan hábil discreción que no entró a la cuenta de la publicidad electoral. Acompañó al presidente Rafael Correa en sus giras proselitistas antes de las elecciones y tuvo omnipresencia mediática la noche del 15 de abril, tras difundirse las encuestas a boca de urna con el triunfo del “Sí”, y después, las horas y días siguientes, cuando las cifras oficiales del TSE confirmaron que ocho de cada 10 ecuatorianos habían votado a favor de la convocatoria a la Asamblea Constituyente.

Sin embargo, el factótum de la publicidad del Gobierno, Vinicio Alvarado, no tenía idea de a quién pertenecía la canción protagónica.

El autor de “Patria” vivió entre 1882 y 1935, en el contexto de un verdadero cambio de época, el del triunfo de la revolución liberal; como otros intelectuales de su tiempo, respondió a la influencia del uruguayo José Enrique Rodó que, en su ensayo “Ariel”, opuso al utilitarismo anglosajón representado en Calibán, la educación y el arte como caminos del espíritu latino para conquistar los ideales superiores en nuestra América. En el Ecuador, el arielismo encontró tierra fértil en la Sociedad Jurídico Literaria, en cuya Revista aparecieron, por primera vez, los versos de “Patria”. Su autor fue rector del Colegio Nacional Mejía, primero en 1913, antes de ser designado ministro de Educación por Leonidas Plaza; después estuvo otra vez al frente del Mejía desde 1916 hasta 1929, cuando ese Colegio alcanzó el más alto prestigio académico; y dejó aquel año el rectorado para colaborar con Isidro Ayora como ministro de Educación. Se lo recuerda sobre todo porque trajo a la primera misión pedagógica alemana para formar normalistas y porque fundó la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Central, también con la intención de formar maestros; luchó por la educación y los derechos sociales en la Asamblea Constituyente que promulgó la decimotercera Constitución, la de 1929.

El autor de “Patria” fue periodista; muy poco después de fundado El Comercio, mantuvo una columna en ese diario bajo el seudónimo de Leumann. Más tarde fue uno de los redactores de La Prensa y, desde 1913, escribió para El Día.

De las nueve estrofas de “Patria”, solo dos se utilizan para la canción, cuya música fue creada por Sixto María Durán. Cuando murió el autor de esas estrofas, los escolares las cantaban ya desde 1929 por todo el país, tanto que en 1938, en el prólogo del libro póstumo que recoge la obra poética del autor de “Patria”, el crítico Nicolás Jiménez califica a la canción cívica como “nuestro segundo himno nacional”.

Escribió también versos cívicos para exaltar a Bolívar y a los héroes de la Independencia; a países hermanos, como Chile; a personalidades como Montalvo o González Suárez, y a la libertad de prensa; sus mejores poemas son los de confesión íntima, en los que se movió entre los cauces románticos y los precursores del modernismo. El autor de “Patria” es Manuel María Sánchez, mi tío abuelo.

Autor: Diego Araujo - daraujo@hoy.com.ec Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.