¿para Que Sirven Los Aranceles?

Publicado el 14/Diciembre/1990 | 00:00

¿PARA QUE SIRVEN LOS ARANCELES ?

Quito. 14.12.90. Los aranceles son instrumentos de comercio
exterior que pueden ser utilizados con varios fines: para
incrementar los ingresos fiscales; para conseguir equilibrios
en balanza de pagos; para modificar los patrones de consumo de
una sociedad; para cambiar la estructura productiva de un
país.

En efecto, a través de los aranceles (que no son otra cosa que
impuestos a las importaciones), el fisco puede proveerse de
ingresos para financiar sus actividades.

A inicios de la década pasada, el aporte de los cobros
arancelarios al presupuesto del gobierno central eran
relativamente considerables si se toma en cuenta que
representaban entre el 16 y el 12 por ciento de los ingresos
totales del fisco.

Con el transcurso de los años, los porcentajes de
participación de las recaudaciones arancelarias en el
presupuesto del Estado fueron declinando hasta ubicarse en
niveles prácticamente insignificantes, como en 1988, que
representaron apenas el 5,8% de los ingresos del Estado.

Esta pérdida de importancia relativa de las recaudaciones
arancelarias se debe fundamentalmente a la restricción
"natural" a la que se vieron sujetas las importaciones
ecuatorianas, a causa de las consecutivas devaluaciones del
tipo de cambio, que encarecieron fuertemente las compras
externas del país.

Otro factor que explica la caída de la importancia relativa de
las recaudaciones arancelarias es la creciente complicación
que han sufrido los trámites de importación, al punto que han
provocado una depresión de la actividad importadora del
país.

Equilibrios en balanza de pagos

Los aranceles pueden servir, además, para obtener equilibrios
en las balanzas comerciales de las economías que los apliquen.

Si en un momento determinado, el flujo comercial de un país
registra balances negativos con respecto al resto de
economías, se puede recurrir a un incremento en los aranceles
para encarecer las importaciones de determinados productos y
desmotivar esta práctica.

Este mecanismo tiene la desventaja que puede generar en el
mediano y largo plazo flujos de contrabando al interior del
país. Existen otros mecanismos más directos para restringir
importaciones, como las devaluaciones monetarias, que
encarecen de manera más rápida y efectiva las compras externas
del país.

Patrones de consumo

Los impuestos sobre las importaciones pueden modificar los
patrones de consumo de una sociedad, al cambiar los precios
relativos de una economía.

Aplicar un arancel sobre determinada línea de importación
(vehículos, por ejemplo) provocará que los agentes económicos
de un país dejen de consumir este producto, por su alto costo
en el mercado.

A la inversa, con la desgravación algún producto (como los
libros, por ejemplo), se creará un aumento en el consumo de
estos bienes, a causa del abaratamiento de sus
precios.

Estructura productiva

La modificación más profunda que puede provocar la aplicación
de un esquema arancelario determinado es el concerniente a la
estructura productiva de un país.

Durante la época en que estuvo en boga la teoría de
sustitución de importaciones, las economías de la región
aplicaron esquemas arancelarios que privilegiaban la
importación de bienes de capital y castigaban las actividades
exportadoras.

Se buscaba, en definitiva, crear una base industrial sólida
que produzca para el mercado interno. Sin embargo, en el
mediano y largo plazo, esta estructura arancelaria dio pie a
procesos productivos ineficientes y acentuó la dependencia
externa de estos países. (A-2).

Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.