Migrantes ecuatorianos que retornen contarán con bono de $7 000 para vivienda

Publicado el 18/Noviembre/2008 | 09:18

MADRID.- Los inmigrantes ecuatorianos que quieran regresar a su país contarán con hasta $7 000 de ayuda para adquirir una vivienda en Ecuador en el marco de un plan del Gobierno de Quito de apoyo al retorno, presentado hoy en Madrid.

Hasta ahora, las autoridades ecuatorianas concedían ayudas de $3 600 a quienes optasen a la compra de una casa, pero esa cuantía se duplicó tras el acuerdo alcanzado entre la Secretaria Nacional del Migrante (SENAMI) y el Ministerio de Urbanismo y Vivienda del país andino.

En virtud del convenio, la ayuda se verá incrementada con las aportaciones de empresas constructoras que pondrán a disposición de los interesados promociones de vivienda supervisadas por el Gobierno ecuatoriano para que cumplan con los niveles de calidad óptimos.

"Nuestro énfasis es eminentemente social, nuestro énfasis no es dar salida a 'stocks' que se han quedado ahí por la crisis", explicó el representante de la SENAMI en España, Óscar Jara.

La actual crisis del sector inmobiliario que sufre España hace que muchos promotores estén atravesando dificultades para vender sus viviendas.

Para acceder al "bono vivienda" los inmigrantes -con o sin "papeles" y que no tendrán que renunciar a la doble nacionalidad- no pueden poseer una vivienda en Ecuador y deben tener, además, la intención de regresar.

"Se trata de una prestación social, para que quien regrese tenga un techo donde vivir. No puede servir este subsidio para adquirir una vivienda como inversión", explicó Jara en una rueda de prensa.

Precisó, no obstante, que esta ayuda está orientada tanto a los inmigrantes como a sus familiares directos, es decir, que una persona puede adquirir la vivienda para que habiten en ella sus hijos o sus padres.

Otra condición es que los interesados hayan pasado al menos un año fuera de Ecuador, sin haber pernoctado allí más de sesenta días.

Además, deberán aportar el 10% del valor de la vivienda con ahorros depositados en el sistema bancario ecuatoriano y los ingresos familiares y de las remesas desde el exterior no deben superar los $1 000.

La ayuda será de $7 000 si el valor de la casa oscila entre los $30 mil y los $35 mil, precio máximo que puede alcanzar la propiedad en la primera fase del plan.

En caso de que la vivienda sea más barata de $30 mil, se mantiene la ayuda de $3 600 del Gobierno, pero las promotoras aportan sólo el 10% del valor total.

Jara explicó que esta ayuda está disponible para los que han regresado en 2008 y puede ser compatible con otras concedidas por el Gobierno español para fomentar el retorno, como el pago a los extranjeros desempleados del paro en dos fracciones si regresan a su país de origen.

El "bono vivienda" fue acogido con satisfacción por algunos inmigrantes que habían acudido hoy a informarse a la sede de la SENAMI en Madrid, como Galo Lindao, un ciudadano de Guayaquil que tiene previsto regresar a Ecuador en marzo próximo.

"Vine para hacer dinero para comprar mi casa, así que esto me ha interesado mucho", contó Lindao, que quiere asegurarse, no obstante, de que las viviendas ofertadas se ajustan a lo que necesita.

Sin embargo, Lucía Chacha consideró que el Gobierno ecuatoriano debería permitir que los inmigrantes hagan frente al pago de la vivienda mientras continúan viviendo en el extranjero.

"Tenemos más posibilidad de pagar aquí y luego regresar una vez se haya pagado la vivienda", opinó.

Según los datos oficiales, en España viven alrededor de 450 mil ecuatorianos, aunque esa cifra se eleva hasta 700 mil si se tiene en cuenta también a los que no están empadronados.

A raíz de la crisis económica, la Casa ecuatoriana en Madrid tiene en estos momentos "una gran demanda de información sobre las posibilidades de regreso", dijo Jara, que abogó por un retorno "responsable". (EFE)



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.