HoyComEc

MENU LIBRE EN RESTAURANTES

Publicado el 06/Julio/2001 | 00:00

Quito. 06 jul 2001. Para fijar los precios se analizan variables como la
materia prima, la mano de obra y el 10% del servicio.

Se ha preguntado ¿por qué una porción de un pastel cuesta en un
establecimiento de primera categoría $2,50, en uno de tercera $1, y en
una tienda $0,50? La razón está en la vigencia del libre mercado.

Pero, ¿quién define y autoriza los precios de los platos?: el Ministerio
de Turismo, que entrega las licencias de funcionamiento y revisa los
precios de los platos que se venden.

Sin embargo, las diferencias, casi abismales de algunos platos y en
restaurantes, da pie al cuestionamiento por parte de los consumidores de
qué tipo de control es el que se aplica

Isabel Ontaneda, gerente nacional de recursos turísticos del Ministerio,
explica que no existe ni un mínimo ni un máximo a la hora de definir el
costo de un plato.

Añade que en el Ministerio observa que el valor de los platos este acorde
con la categoría del restaurante, a la hora de imprimir su sello en la
lista de precios, el cual es una de las garantías que demuestra que el
restaurante está en regla.

Ontaneda menciona que hay casos en los que los precios son
sobrevalorados, pero el Ministerio no tiene ingerencia en ello. Entonces,
¿cómo definen los locales el costo de sus platos?

Andrés Arroyo, gerente del restaurante El Puerto, clasificado en
categoría dos, comenta que él considera el costo de la materia prima, el
de la mano de obra y el de los ingredientes de la preparación, además del
de los costos del local.

En su caso, la suma de estos factores equivale al 60% del precio del
plato, un 16% a la ganancia, y el 20% restante corresponde al IVA y al
impuesto al servicio.

Tony Lloyd, propietario de "El Cafecito", de categoría tres, menciona que
las variables que él analiza coinciden con las planteadas por Arroyo,
pero incluye una más: el valor agregado del servicio. Este criterio es
compartido por Luis Moya, propietario de "Los motes de la Cordero", de
comida típica, dice que el costo de la materia pirma es lo más
importante. María José Troya, directora de la Tribuna del Consumidor,
ratifica que no existe ningún mecanismo de control para los precios de
los restaurantes, ya que ello iría en contra del libre mercado. (CAZ)

-Sobre el 10% de servicio

El cobro de un 10% adicional en la factura por concepto del servicio es
uno de los rubros que asume el cliente a la hora de comer.
Isabel Ontaneda menciona que según el Decreto Supremo 1269 de 1971,
autoriza el cobro de este 10% adicional en los establecimientos de
hoteles, bares y restaurantes de primera y segunda categoría. Según lo
establecido este concepto se recauda en beneficio de los trabajadores del
local, y su valor no se consideran dentro de los componentes salariales,
sino como un extra.

Ontaneda menciona que a veces, los dueños de restaurantes se apoyan en la
propina para redondear los sueldos, lo que infringe la ley, pero
tampoco hay control. (CAZ)(Diario Hoy)

Ciudad Quito



         


Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.