Masivos eventos por las Fiestas de Guayaquil

Publicado el 26/Julio/2007 | 00:00

Las celebraciones por la conmemoración de los 472 años de fundación de Guayaquil llegaron a su punto máximo ayer, cuando se realizaron varios eventos; entre ellos la parada militar, el desfile Cívico Cultural y la sesión solemne. Además, por la tarde, los miembros del Cuerpo de Bomberos realizaron un desfile motorizado por las diferentes calles de la ciudad. Hoy y durante el fin de semana, las actividades culturales continuarán en varios lugares de la ciudad

Los habitantes de Guayaquil participaron en forma masiva, de los diferentes actos cívicos desarrollados ayer para celebrar los 472 años de la fundación de Santiago de Guayaquil.

Las celebraciones empezaron en la mañana cuando el presidente Rafael Correa, en compañía de funcionarios de su gobierno, depositó una ofrenda floral en el monumento a Francisco de Orellana, en la plaza Colón, en el barrio de Las Peñas. Minutos antes había concurrido al mismo sitio y con igual propósito, el vicealcalde de Guayaquil, Luis Chiriboga, acompañado de sus colegas ediles. En estos actos, los asistentes agitaban banderas de Guayaquil y Ecuador, alentados por el clima benigno que ayer soportó la urbe.

Pasadas las 09:00, el Municipio de Guayaquil organizó el VII Desfile Cívico Cultura denominado "Guayaquil Más Ciudad", que se desarrolló desde la avenida Quito hasta llegar a la Nueve de Octubre y al hemiciclo de la Rotonda hasta terminar en el Palacio Municipal. En el desfile participaron alumnos de varios colegios de la ciudad. La concurrencia se instaló en las aceras y vereda para aplaudir la presencia de los marchantes.

A la par, el gobierno organizó el "festival de la alegría, la unidad y la paz", al pie del ex banco del Progreso, ubicado en la avenida Francisco de Orellana, al norte de Guayaquil. Participaron grupos estudiantiles y de bailes folclóricos, así con estampas guayaquileñas, y presentaciones de mimos, teatro, danzas y zanqueros.

Aproximadamente a las 10:00 la Armada del Ecuador rindió homenaje a Guayaquil, a su día clásico y a los 66 años del Combate de Jambelí, con una parada naval-militar a la que asistió el presidente Correa; ministros de Estado; autoridades nacionales y el prefecto del Guayas, Nicolás Lapentti. No acudió el alcalde y en su lugar fue representado por el vicealcalde Luis Chiriboga.

Al mediodía las autoridades municipales participaron del Momento de Unción Cívica en el Hemiciclo de la Rotonda de las calles Nueve de Octubre y Malecón. El público acompañó al alcalde Nebot con banderas y pancartas alusivas a la ciudad.

Luego de las 12:35, se inició la sesión solemne con la que el Municipio de Guayaquil celebró los 472 años de la fundación de la urbe. En ella no participaron representantes del Gobierno. Decenas de personas procedentes de varias zonas de la ciudad, se congregaron en los bajos del Palacio Municipal para arengar con frases, pancartas y carteles en favor del alcalde Nebot.

En la tarde, Correa asistió a la presentación del nuevo modelo de salud, posesionó al nuevo ministro del Gobierno del Litoral y premió a los ganadores de competencias deportivas en la parroquia Febres Cordero. Al cierre de esta edición, el mandatario se reunía con decenas de dirigentes de diversas parroquias y se aprestaba a concurrir a una recepción en el Club Naval. (AM)


Nebot, aplaudido 28 veces en 26 minutos

Ayer se llevó a cabo la sesión solemne en homenaje al Puerto

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, fue aplaudido ayer, 28 veces durante su discurso (que duró 26 minutos) en la sesión solemne en honor a Guayaquil.

En la ceremonia, que duró 55 minutos y a la que no asistió el primer mandatario, se escucharon gritos de "arriba Nebot", "Viva Nebot", "Guayaquil independiente" y "Guayaquil autónomo", mientras que en los alrededores del Palacio Municipal decenas de ciudadanos escuchaban el discurso de Nebot por altoparlantes, en tanto que mostraban camisetas con los colores azul y blanco y pancartas con leyendas alusivas a la defensa de la ciudad.

El ambiente de la sesión fue diferente a la de otras ocasiones puesto que el espacio dedicado a la sesión resultó estrecho para albergar a los invitados, entre ellos los ex presidentes Gustavo Noboa y Alfredo Palacio; los titulares de las funciones judicial y electoral, el fiscal Jorge German, el contralor Carlos Pólit, el comandante general de la Policía; los ex vicepresidentes Blasco Peñaherrera, Luis Parodi y Pedro Aguayo; el prefecto del Guayas, Nicolás Lapentti, así como dirigentes de las cámaras de la producción.

Los asistentes demostraron su ansiedad por escuchar a Nebot referirse, sobre todo, a los últimos enfrentamientos verbales con el presidente Correa. Los primeros aplausos para Nebot fueron cuando dijo que en la sesión y en sus afueras estaban presentes todos, "por lo que no falta ningún guayaquileño de verdad", en directa alusión a la ausencia de Correa.

Su discurso hizo énfasis en que en todas las adversidades en las que ha participado "Guayaquil siempre las ha ganado. Por eso hoy, hay una sola y simple respuesta: frente a la provocación, firmeza; frente a la mentira, verdad; frente a la palabrería, obras; frente al abandono, progreso; frente a la envidia, más Guayaquil, y frente a la división, más Ecuador".

El burgomaestre recordó las megaobras

Luego su discurso recordó las megaobras que ha ejecutado su administración como el centro de convenciones, metrovía, Puerto Santa Ana, parque de la isla Trinitaria, túneles, viviendas populares, los malecones universitarios, la reconformación de vías suburbanas, textos gratuitos. Aquí hizo énfasis en los informes de la prensa internacional "que ponen como modelo a Guayaquil".

En cuanto al financiamiento de las obras municipales, Nebot agradeció a los ex presidentes Noboa y Palacio por haber apoyado su gestión en la consecusión de los créditos internacionales. En este rubro, Nebot aclaró que deja constancia que el actual gobierno está cumpliendo con los compromisos contraidos por los anteriores mandatarios. "Ese cofinanciamiento del gobierno no llega a $5 de cada $100 de nuestro presupuesto".

El alcalde se dio tiempo para expresar que el pueblo quiere de la Asamblea Nacional Constituyente "un cambio positivo, no un engaño colectivo". En el caso de Guayaquil, reclama cambios, "pero cuidado, que no se traicione la esperanza de un pueblo que quiere cambios, imponiéndole cambios que no quiere".

Al referirse a la autonomía, Nebot recalcó que Guayaquil será autónoma, con ley o sin ley, con Asamblea o sin ella, "pues la autonomía es la revolución del bienestar y las revoluciones se hacen sin permiso, en el campo de los hechos para que luego las recoja el nuevo derecho". En este campo cuestionó la propuesta del régimen "porque pretende imponer una autonomía sin libertad".

Pero lo que más hizo vibrar a los presentes que no solo que aplaudieron sino que se levantaron de sus asientos fue cuando el alcalde remató su discurso cuando aseveró que "no podemos ser relativos en materia de fe. Y por eso, con Guayaquil estamos o no estamos. Guayaquil es pensamiento y acción. Es pluma y espada. Es riqueza y generosidad. Es aurora gloriosa y madera de guerrero. Guayaquil es Guayaquil y Guayaquil es Ecuador. Guayaquil somos todos. Por eso, si es con Guayaquil es conmigo y es contigo. "Guayaquileños: un solo puño, un solo corazón y en ese corazón una sola decisión: que nada ni nadie detenga a Guayaquil".

En el acto, el Concejo Cantonal condecoró a Denis Dau, Roberto Ibáñez, Carlos Rubira Infante, Jenny Estrada, José Antonio Gómez, Efren Avilés y Rodolfo Pérez, por sus destacadas actuaciones en el campo del deporte, música e historia de Guayaquil. (AM)


Miles de guayaquileños hicieron corte de honor para el desfile denominado "Guayaquil Más Ciudad"

Desfile continúa siendo de los actos más concurridos por fiestas de Guayaquil

Ayer, 25 de julio, desde las 09:00 hasta las 11:00 se desarrolló el VII Desfile Cívico-Cultural “Guayaquil Más Ciudad” que este año tuvo como tema el medio ambiente. El recorrido total fue de cuatro kilómetros en dos etapas desde la Avenida Quito y la calle Cuenca hasta la calle Alejo Lascano y desde la Avenida Quito entre Hurtado y 9 de Octubre con la participación del Colegio Fiscal José Alfredo Llerena, el Instituto Tecnológico Provincia de Tungurahua, la Academia Naval Almirante Illingworth, entre otros, Los colegios de corte militar eran los que dotaban al desfile del rigor de las Fuerzas Armadas con sus uniformes de parada y cada uno portando un abandera de Guayaquil, mientras estaban estacionados en el Parque Centenario.

Los estudiantes, academias de danza, carros alegóricos temáticos, grupos folclóricos profesionales, comparsas conformadas por estudiantes y profesionales de la danza y la presencia de la Banda de la Policía Metropolitana eran ordenadas por bloques precedidos por camionetas municipales con sus respectivas damas en taje tradicional y un caballero de algún colegio militar. Mientras otras camionetas municipales estacionadas a los costados de la avenidas y calles recorridas ponían canciones tradicionales como Invernal y Guayaquileño, además de música tropical alusiva a las fiestas para que las estudiantes primarias y secundarias presenten sus coreografías con escudos de Guayaquil, sombrillas o abanicos. Mientras algunos de los estudiantes varones se vistieron con guayabera y pantalón de tela y constantemente se ponían y sacaban sus sombreros para saludar a los presentes.

Eran miles de guayaquileños los que copaban las zonas céntricas de la ciudad, sin contar a los vendedores haciendo su agosto en pleno desarrollo de las fiestas julianas. El celeste y el blanco andaban por doquier sobretodo en los vestuarios de las estudiantes que danzaban a su paso por las calles y avenidas núcleo de Guayaquil y no se percataron de las banderas de Guayaquil Autónomo colgadas en los monumentos de jinetes desnudos en los exteriores del Parque Centenario. En los carros alegóricos se vio representada la belleza guayaquileña con la presencia de la Reina de Guayaquil Johanna Corredores, la Virreina María Belén Icaza y la Estrella de Octubre Lorena Mármol acompañadas de reproducciones de una carroza tirada por caballos y la Torre del Reloj. Pero los besos y saludos de las soberanas no fueron los únicos ya que en el bloque cinco, el Parlamento Andino Saluda a Guayaquil, estaban presentes la Reina Bolivariana Verónica Ochoa y las candidatas de Chile, Bolivia, Perú y Colombia en trajes aborígenes típicos saludando desde un carro alegórico multicolor con la representación del Libertador sobre su caballo y el Hemiciclo de la Rotonda.

A las reinas las seguían representaciones de la cultura de cada país ejecutadas por grupos folclóricos y para no ignorar el ambiente hubo un carro alegórico sobre el calentamiento global con un sol rojo y anaranjado encendido y otro sobre el ave símbolo de la ciudad, el papagayo de Guayaquil. En los diferentes tramos la música se detenía para explicar la participación de los carros alegóricos con altavoces y luego se regresaba al ritmo del trópico y los pasillos. (WF)


Presidente le resta 40 años a Guayaquil

Desde hace cinco días atrás, el mandatario está en el Puerto

La retahíla de carros, la seguridad, más el sonar de las sirenas abren su paso. A los moradores de las ciudadelas La FAE, Atarazana y Los Alamos, al norte de la ciudad, no los ha sorprendido. Es usual desde hace cinco días, pues muchos saben que la Base Aérea ha sido la casa huésped del presidente de la República, Rafael Correa.

Empero, ayer fue más notoria su presencia, pues siempre contrastó con los desfiles municipales y la actividad comenzó a las 07:00. Luciendo un traje oscuro y camisa blanca con La Rotonda bordada en el pecho inició su jornada, fue a radio Caravana y dio una entrevista.

Posteriormente, la conmemoración de Fundación de Guayaquil empezó. Sin embargo el cansancio, notorio en su voz ronca y las pronunciada ojeras, le jugó una mala pasada. No, durante la colocación de su ofrenda floral al monumento de Francisco de Orellana, en la Plaza Colón, sino en la Base Naval Sur, donde presidió el aniversario 66 de la Batalla de Jambelí, considerado como el día clásico y más importante de la Armada Nacional.

Sí, allí en frente del vicepresidente Lenín Moreno; de los ministros de Gobierno, Gustavo Larrea; de Exteriores María, Fernanda Espinoza; de Defensa Lorena Escudero; y del hasta, ese momento, ministro de Economía, Ricardo Patiño, pero también ante sus opositores, el prefecto del Guayas, Nicolás Lapentti y el vicealcalde, Luis Chiriboga Parra.

Y justo, cuando todos los medios de comunicación y periodistas, a los que ha criticado duramente en los últimos tiempos, tenían toda la atención puesta en él.

Ocurrió después del discurso, con el cual el vicealmirante Homero Arellano, Comandante General de la Marina, enalteció la fecha y solicitó al Congreso la aprobación de la Ley orgánica de administración y control de los espacios acuáticos.

El primer mandatario, tomó la posta. Primero exaltó con poesía las costumbres guayaquileñas y agradeció (entre vivas y aplausos de la congregación), el masivo respaldo ciudadano observado desde su arribo a la ciudad.

Hasta cuando, de pronto Correa le redujo 40 años a la Fundación de Guayaquil. "¿Se equivocó o no sabía?", repetían los invitados, quienes se sorprendieron por el error de 432 años, en lugar de 472. Lo más sorprendente de todo es nunca fue rectificado y se convirtió en la conversación del día, sí justo el 25 de Julio, la fecha de Guayaquil y de la ciudad natal del primer mandatario.
Empero, ello no impidió nada. Continuó su festejo a la ciudad. Abriéndose paso y bloqueando el tránsito de otros automotores, llegó a la Av. Francisco de Orellana e inauguró el Ministerio del Litoral. En medio de invitados especiales.

Allí, no dudo en retar a sus opositores y adueñarse de la frase símbolo o impulsada por el alcalde, Jaime Nebot, que dice "lo que es con Guayaquil, es conmigo", pero también la acomodó con las otras provincias para después terminar con la suya y adaptada de: "lo que es con la patria, es de todos".

Por cerca de tres horas presidió el Festival de la Alegría, la Unidad y la Paz, pero ya pasadas las 15:00, el hambre lo doblegó y lo llevó hasta la picantería Los Arbolitos, del norte de la ciudad. Allí, en medio de sus más allegados, degustó de un ceviche, tal como lo hicieron ayer muchos guayaquileños y visitantes.

Algo extenuado, regresó a la Base Aérea a tomar un baño y descansar. Luego, por la tarde, pasó a la 25 y la K. Allí, se reunió con los dirigentes populares de la parroquia Febres Cordero. (NMCH/ VKC)


Correa da 48 horas para que presenten videos

Con 48 horas cuentan los medios de comunicación, diputados y quienes rumoraron sobre tener videos comprometedores del presidente Rafael Correa. Durante este lapso deberán presentar "fotos, vídeos o cualquier cosa".

La invitación a hacerlo la hizo el propio primer mandatario, durante la inauguración del nuevo Ministerio y justo a una semana de que emitiera un decreto en el que se prohíbe la transmisión de videos con el fin de proteger la intimidad de los ciudadanos.

Empero, fundamentalmente para contrarrestar la ola de rumores sobre la existencia de nuevos videos y supuestas evidencias en contra del Gobierno. En estos, según el propio presidente, se dice que se lo vería a Rafael Correa bailando reggaeton y actuaciones no muy decorosas.

"Dicen que el Gobierno Nacional trata ocultar deslices cuando hablamos de la defensa de la intimidad de las personas... Aquí los reto, les doy la autorización total, abierta, sin tapujos a que presenten cualquier vídeo del presidente de la República", precisó y los aplausos de sus invitados no se hizo esperar.

Posteriormente, sentenció a que sino presentan esos videos, todos quedarán como lo que son: charlatanes, canallas, mala fe, mentirosos.

"En este momento, Rafael Correa, ciudadano presidente de la República da la autorización a cualquier medio de comunicación a que presente vídeo, foto o lo que quiera. Si en 48 horas, los periodistas, seudos periodistas, diputados que son verguenza de la nación , que han dicho que yo estoy bailando reaggeaton, que no me gusta y no se bailar por cierto... Si hasta el día sábado sabrán lo que son", sentenció.

Asimismo, no dudo en decir que la honorabilidad de sus nobles actos pueden ser confundidas como candidez, pero jamás como irresponsabilidad.

Más cuando confirma que una de las características principales de la revolución ciudadana es ser responsable de sus actos y posteriormente copió la frase que ha inundado en las banderas en el Puerto Principal. "Lo que es con Guayaquil, es conmigo; si es con Guayas, es conmigo; Esmeraldas, Manabí, y lo es con la patria, es conmigo compañeros". (NMCH)


Patiño asume Ministerio en medio de fiesta

Ex titular de Economía dijo recibir el cargo con responsabilidad

Primero se firmó la carta venta del edificio del ex Banco del Progreso, ubicado en la Av. Francisco de Orellana, en Guayaquil, valorado en $36,7 millones y que deberá ser cubierto por el Gobierno en los próximos 15 años. Y luego, tal como estaba anunciado, el Ministerio del Litoral recayó en Ricardo Patiño, y con ello empezó un nuevo reto del Gobierno: descentralizar el poder político, económico y de servicio gubernamental.

Con ello, el beneficio será para las provincias de Guayas, Manabí, Los Ríos, El Oro y Esmeraldas, pues en este edificio funcionarán 14 subsecretarías del Litoral, a más de la Secretaría de Solidaridad Ciudadana de la Vicepresidencia de la República.

A la apertura de este nuevo organismo gubernamental llegaron cerca de 1 000 personas, entre estudiantes, invitados y simpatizantes del Movimiento Alianza País, pero no copó lo ancho de la avenida.

Todo en medio de un ambiente de fiesta, si aquella a la que el Gobierno denominó el Festival de la Alegría, la Paz y la Unidad, el mismo que estuvo lleno de niños, juegos pirotécnicos, centenares de globos, palomas y tres banderas (amarillo, azul y rojo) que colgaban desde el piso 15 del edificio dorado hasta el piso.

El nombramiento de Patiño como Ministro del Litoral, no sorprendió a nadie, ni a los invitados ni a los medios de comunicación, pero sí originó muchos aplausos, incluidos los del propio primer mandatario.

Ante ello, Patiño, luego de una larga definición de lo que para él es autonomía, dijo recibir el cargo con mucha responsabilidad.

"Pondré toda mi capacidad, trabajo, inteligencia y mi corazón, especialmente mi corazón. para construir una experiencia en el Litoral que se convierta en una buena práctica, en un modelo, buen ejemplo de lo que se puede lograr con el poder público, del Estado, el seccional y las sociedades locles", dijo con voz enérgica.

Paralelamente, reconoció que la tarea no será fácil, más cuando dicen que deberán enfrentarse a los poderes prácticos que han denominado la vida "cotidiana y de nuestra región, enriqueciéndose de boicotear sistemáticamente un estado social de derecho".

Mientras que el presidente Rafael Correa fue más drástico y dijo que la apertura de este Ministerio es un evento simbólico, más cuando asegura que este edificio símbolo más atroz de la desgracia nacional, de la opulencia que del capital financiero que saqueó a los ecuatorianos.

"Hoy está en manos del pueblo ecuatoriano. Todavía falta mucho por hacer, pero al menos cada vez que pasemos por la Francisco de Orellana, de mi ciudad, veamos el nuevo ministerio y recordemos lo fue y lo que es", precisó y de inmediato pasó a cortar la cinta de inauguración. (NMCH)


Finanzas están en manos de "El Tristón"

La posesión de Fausto Ortiz se realizó ayer al mediodía

Ni bien se bajo del podio donde el presidente Rafael Correa lo posesionó como nuevo ministro de Economía, Fausto Ortíz de la Cadena, ya tenía identificado la tarea a seguir dentro del organismo.

Lo primero para el nuevo jefe de la cartera, aunque sin distanciarse del plan trazado por su antecesor Ricardo Patiño, será reforzar la parte técnica con la política para ejecutar una re ingeniería del Ministerio, que en los últimos meses ha sido una de las principales fallas detectadas por el Gobierno.

Ello, según el diagnóstico inmediato de Ortíz, dificulta la agilidad de los procesos para la designación del Presupuesto, de las emergencias, entre otros trámites.

"Estamos en el 2007, pero seguimos con procesos de 1 900, es decir trabajando manualmente, adjunta carta por carta, hoja por hoja", dijo, en medio de las felicitaciones verbales y abrazos de sus conocidos y ahora colegas.

Previo a ello, el ex ministro de Economía, Ricardo Patiño, le auguró los mejores resultados y lo incitó incluso a que lo supere. Más cuando reconoció que él ha sido pieza clave en la gestión emprendida por el Gobierno durante los primeros 6 meses del año.

Empero, antes de los augurios no dudó en recordar lo que junto a él hizo, especialmente en lo que se refiere a inversión social, justicia económica, servicio económico y de derecho a los gobiernos seccionales, y al tratamiento con responsabilidad de deuda pública.

"Estoy seguro que Fausto superará lo realizado", precisó. La posesión de Fausto Ortíz, al que sus compañeros gubernamentales lo llaman "el Tristón", se dio mediante un decreto ejecutivo y durante la presentación oficial del nuevo Ministerio del Litoral. (NMCH)

Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.