Manuela Cañizares 108 años, instruyendo a la mujer

Publicado el 16/Marzo/2009 | 00:05

Fue fundado por Eloy Alfaro como el primer colegio femenino del país. Fue laico y se dedicó a formar maestras.

El Manuela: Pionero en la educación femenina

Fundado en 1901 como plantel laico, dio a la mujer el acceso a la educación

'La primera promoción de mujeres que se graduó en el colegio Manuela Cañizares, en 1905, se salvó de ser apedreada, ya que en esa época la educación era exclusiva de los hombres', cuenta la rectora del plantel, Raquel Bravo.

El "Manuela", como se lo conoce, fue el primer colegio femenino del país. Fue laico y lo fundó Eloy Alfaro, el 14 de febrero de 1901. Alfaro estaba convencido de que la mujer tenía un rol fundamental en la sociedad.

"En el actual modo de ser de los pueblos, la mujer desempeña un papel importantísimo, porque es uno de los factores esenciales que constituyen el progreso humano", dijo Alfaro el día que inauguró el plantel.

A sus inicios se llamó Escuela Normal de Señoritas y fue en 1911 que adoptó el nombre de Instituto Normal Manuela Cañizares, con el objetivo de rendir un homenaje a la vida de la mujer que participó en el primer Grito de la Independencia, en agosto de 1809.

Su primera sede fue en el centro histórico

El colegio, que empezó formando a mujeres para que se conviertan en maestras, funcionó en una casa antigua ubicada en la esquina entre las calles Vargas y Oriente. La casa, que era pequeña y tenía dos pisos, albergaba a una decena de estudiantes.

Ya en 1945 la institución contaba con cerca de 80 estudiantes. Fue por eso que años más tarde, el 31 de mayo de 1948, José María Velasco Ibarra hizo la entrega oficial del edificio donde actualmente funciona el centro educativo.

Desde ese año sus instalaciones están en la av. 6 de diciembre y Foch, donde se forman 3 700 estudiantes. El colegio se ha modernizado luego de 61 años de vida. Por eso, mientras que algunos pisos son de cerámica, otros todavía conservan los tablones de madera y las paredes de adobe.

Guarda reliquias centenarias

Debido a que el colegio tiene 108 de vida institucional, guarda algunos tesoros. Los más valorados son la pintura retratada de Manuela Cañizares y un espejo tallado en madera que tiene 100 años.

Fue creado como un plantel femenino, pero en 1991 abrió sus puertas a los hombres. "Se decidió educar a hombres para que exista igualdad de género y ellos tengan un pensamiento libre y democrático", dijo Bravo. (JSA)

La Villa: el internado dentro del Manuela

Rosario, conocida en el colegio como "Charito", recuerda con nostalgia y lágrimas en los ojos, la vida del internado en el Colegio Manuela Cañizares pues asegura que fue una época muy feliz en su vida.

Ella es de San Miguel, provincia de Bolívar. A los 12 años llegó a la capital para estudiar. Como ella, decenas de jóvenes viajaron hacia Quito para educarse.

Por eso, se creó un internado que se inauguró en 1948 junto con la nueva sede del plantel. Lo llamaban "La villa" y tenía un comedor y cocina en el primer piso, y doce dormitorios.

El tamaño de los cuartos variaba. En unos, había espacio para 12 estudiantes mientras que en otros, entraban hasta 24. A cada alumna se le asignaba una cama, un velador y una lámpara, recuerda Charito.

Pero además de ser un albergue importante para las alumnas de provincia, el internado fue un lugar donde se consolidaron importantes lazos de hermandad.

Según Rosario, el desprenderse de sus padres fue un golpe muy fuerte. Fue esto, lo que le obligó a unirse con muchachas en su misma condición. Ahora, se refiere a ellas como sus hermanas.

Pese que se manejaban en base a reglas estrictas, Elsa, la actual conserje, cuenta que en el internado había mucha complicidad. En ese entonces, ella trabajaba en la cocina del internado y dice que cubría a las alumnas cuando querían verse con sus enamorados. "Una de ellas incluso salió un día y regresó casada", señala. (JSA)



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.