Lepage: Una Vida Politica De Presidencias Interinas

Publicado el 22/Mayo/1993 | 00:00


Caracas. 22.05.93. Octavio Lepage, nuevo presidente de Venezuela,
ha suplido las faltas de los jefe de estado al menos una docena
de veces en sus 48 años de vida política, 'quizás porque me
falta suficiente ambición'.

'Yo aspiré a la candidatura presidencial... y como no tuve éxito
archivé esa aspiración. Si hoy me corresponde asumir la
presidencia no es porque la buscara o la deseara', dijo Lepage,
de 69 años, en su intervención en el Congreso antes de ser
juramentado.

Lepage se enfrentó a Pérez en las elecciones internas de su
partido Acción Democrática para las elecciones generales de
diciembre de 1988, en las que finalmente arrolló el ahora
suspendido jefe de estado.

El Senado aprobó por unanimidad, tras más de cuatro horas de
debate, la autorización para que la Corte Suprema de Justicia
abra un juicio al presidente Carlos Andrés Pérez por malversación
de 17,2 millones de dólares de fondos públicos.

Una vez autorizado el juicio, Pérez quedó automáticamente
suspendido en sus funciones.

Lepage, casado y con cinco hijos, agregó que no tenía una
ambición 'desbocada, una obsesión por ser el presidente de la
república...'.

'El presidente de la república no está muerto ni ha sido
sentenciado', djo.

Lepage ha sido presidente interino en ausencias del propio Pérez
y de Jaime Lusinchi, a los cuales sirvió como ministro del
interior. La constitución nacional dispone que en ausencia del
presidente, éste designará a un ministro como reemplazante y por
lo general suele ser el titular del interior.

En Venezuela no hay vicepresidente.

Visto como un político poco carismático, Lepage afirmó una vez
que 'la presidencia es como una mujer fatal, tiene encantos y
secretos que a veces enloquecen'.

De acuerdo a la constitución nacional, Lepage asumiría la
presidencia hasta por 30 días, período considerado como falta
absoluta, y tras el cual debe designarse a un jefe de estado para
el resto del período que expira el 2 de febrero de 1994.

Un criterio en que coinciden la mayaría de los juristas en que la
ausencia de Pérez sería considerada como falta temporal, hasta un
máximo de 90 días. Transcurrido ese lapso, ambas cámaras deben
decidir en sesión conjunta si la ausencia del jefe de estado
pasaría a ser considerada como absoluta, tras lo cual se entraría
recién a designar al nuevo jefe de estado.

Lepage se pronunció porque él debía estar en el cargo 90 días
consecutivos, o falta temporal de Pérez. 'Lo contrario sería
malinterpretar la constitución', dijo.

El senador comenzó su carrera política en 1944, cuando fue
designado secretario de Cultura de Acción Democrática en Caracas.
Cuatro años más tarde se convirtió en diputado al Congreso
Nacional.

Durante los años de la dictadura del general Marcos Pérez
Jiménez, en la década de los años cincuenta, Lepage pasó prisión
por cuatro años.

Fue embajador de Venezuela en Bélgica por un año y regresó en
1965 al país para encargarse de la secretaría general de su
partido. En los setentas se convirtió en senador y asumió
nuevamente en 1972 ese cargo partidista que había quedado vacante
al ser electo Pérez presidente para su primer período
(1974-1979).

En ese gobierno, Lepage fue ministro del interior de Pérez y
volvió a ocupar ese despacho cuando asumió la presidenia Jaime
Lusinchi (1984-1989), de quien el senador fue jefe de campaña
electoral. (AFP)

Ciudad N/D



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.