La natación tiene barreras

Publicado el 02/Mayo/2009 | 00:10

Los nadadores no cuentan con lugares para entrenarse ni competir.

La natación se puede ahogar


Campeonato intercolegial de natación

Deportistas tienen que enfrentarse a varias limitaciones para practicar su deporte y defender su institución

En medio de la indignación general, se desarrolló el Campeonato Intercolegial de Natación, del 27 al 30 de abril, en Sangolquí.

"Yo le diría al Ministerio del Deporte y a la Concentración Deportiva de Pichincha (CDP) que no solo el fútbol o el baloncesto existen, que también hay otras disciplinas deportivas que necesitan atención", manifestó Marcela Hernández, entrenadora del colegio La Salle, tras referirse a la falta de infraestructura e implementos para el desarrollo de la natación.

En esta competencia, participaron 30 instituciones. De estas, solo nueve cuentan con piscina propia para entrenarse; el resto lo hacen según se acomode el colegio y los propios deportistas.

"La mayoría se prepara en clubes, pero, en ese caso, los padres de familia asumen los gastos. Cuando hay un torneo se hace una convocatoria. Incluso muchos van sin el entrenamiento técnico adecuado", explicó Luis Betancourt, coordinador del evento.

Este es el caso de Margarita Naranjo. Ella gasta en su hija un promedio de $100 mensuales en vestimenta, nutrición, hidratación, deportólogo y la pensión del club.

En otros casos, las instituciones aportan con ciertos elementos, como recorridos y alimentos para sus alumnos.

El colegio Rudolf Steiner cuenta con una piscina de 15 metros, pero su preparador, Marlon Fuentes, muchas veces opta por entrenar en otro lugar porque requiere de una distancia más larga a fin de que sus alumnos desarrollen una técnica más apropiada.

"Generalmente, lo hago en la piscina de la CDP en la Jipijapa (25 m) . Para ello, realizo un pedido con ocho días de anticipación, porque siempre está saturada", explicó, tras recalcar que, en ese caso, su institución aporta con el transporte.

Todas estas limitaciones, según Betancourt, repercuten en la equidad de la competencia. "Los deportistas que no cuentan con un lugar propio o adecuado para entrenarse vienen al torneo sin una buena preparación física. Las piscinas de la CDP solo facilitan dos o tres carriles por institución", dijo.

"Hacen falta lugares en los que los estudiantes puedan practicar. Muchos no tiene recursos para asistir a clubes. Se ha marginado y sectorizado a la natación. La Federación Ecuatoriana de Natación parece que solo se preocupa de los deportistas del Guayas", añadió Hernández.

En Pichincha, la CDP cuenta con cinco piscinas (Jipijapa, Miraflores, El Batán, Cotocollao y Regatas), pero ninguna es olímpica (50 metros), todas son de 25 m. Aún así, la mayoría de colegios, clubes y selecciones acude a esto lugares para conseguir un entrenamiento apropiado.

El campeonato intercolegial también se desarrolló con limitaciones.

En una sola piscina de 25 m del club Esnnat, se efectuaron todas las pruebas (50 y 100 mariposa, espalda, pecho, libre y combinado individual) para hombres y mujeres, mientras que en un espacio muy reducido se ubicó a público, entrenadores, estudiantes, organizadores y jueces.

El calor se encerró en el pequeño lugar, desgastando físicamente aún más a los deportistas. (LMC)



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.