HoyComEc

La leyenda de El Justiciero continúa viva

Publicado el 19/Julio/2009 | 00:04

¿justicia ciudadana o asesinato?

El asesinato de Mauricio Montesdeoca Martinetti, a quien se asociaba con el personaje al que se atribuía la muerte de decenas de delincuentes en Manabí, deja muchas interrogantes y abre espacio para que el imaginario popular arme la historia

La muerte a manos de sicarios, la madrugada del pasado miércoles, garantiza a Mauricio Montesdeoca Martinetti su permanencia en el imaginario popular manabita.

Antes de ello, durante su vida, ya se había forjado una leyenda en torno a él. Montesdeoca era identificado como El Justiciero, un personaje que, supuestamente en coordinación con las autoridades políticas y policiales de la región, habría eliminado a peligrosos antisociales que asolaban la provincia.

Algunas fuentes cifran en alrededor de 80 los hampones que habrían sucumbido bajo la tarea de "limpieza social" de El Justiciero.

El inicio de la leyenda

La identificación de Montesdeoca con el personaje arrancó con la matanza sucedida el 28 de diciembre de 1997. Aquel día, un grupo de encapuchados entró en la residencia de la familia Montesdeoca -muy conocida en Portoviejo porque su padre era propietario del cine Roma y representante de la empresa La Universal- y asesinó a dos hermanos de Mauricio (Nicola y Rey) y a dos amigos de estos (José Aveiga y Joseph Zúñiga). El supuesto futuro Justiciero salvó su vida porque se encontraba en el interior de la vivienda, pero el hecho le dejó una profunda huella.

La Policía afirmó tras sus investigaciones que el asesinato se debió a una deuda por drogas.

Montesdeoca Martinetti viajó tras la matanza a los EEUU por cuestiones de seguridad junto con su madre, Peggy Martinetti, y su hermana Karla.

Alrededor de seis meses más tarde, retornó a Portoviejo para, supuestamente, ayudar a la Policía en la identificación y captura de los responsables de la muerte de sus hermanos. La gente decía, en cambio, que regresaba para cobrar venganza.

Antes de aquello habría hecho una escala en Israel para aprender técnicas especializadas de combate y uso de armas.

Coincidencialmente, por la misma época, empezaron a aparecer muertos varios de los antisociales más peligrosos de Manabí. A algunos de ellos, además, se los relacionaba con los homicidios sucedidos en la residencia de los Montesdeoca. Es entonces que la gente y los medios de comunicación de Manabí lo empezaron a asociar con el responsable de la eliminación de los delincuentes.

El apodo de El Justiciero apareció luego de que el cuerpo del delincuente Daniel Bravo Pisco, conocido como "Chani" y a quien se lo relacionaba directamente con el crimen de los hermanos Montesdeoca Martinetti, fuese hallado en la provincia de Bolívar y, junto a él, un cartel con ese apelativo a modo de firma.

De acuerdo con documentos de la Fiscalía cuyo contenido dio a conocer diario La Hora, junto a los cadáveres de todos aquellos a los que se implicaba en el asesinato de los miembros de la familia del supuesto Justiciero, aparecieron carteles similares, lo que dio más fuerza para que el apelativo se popularizara.

Delincuentes eliminados

Entre los antisociales asesinados, y cuyas muertes se atribuyen a Montesdeoca Martinetti, figuran "El Chico del Millón" (6 de noviembre de 1998), "La Nigua", "Perro Ñato", "La Bomba", "El Libanés" y "Mano Larga".

Tras algunas de estas muertes, Mauricio desapareció de la escena en Manabí. Posteriormente, su nombre apareció erróneamente en la lista de los desaparecidos en los atentados contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001. Luego de ello, reapareció en su tierra y su presencia fue relacionada con el trabajo del Grupo de Intervención y Rescate (GIR). En algún momento, el propio Montesdeoca declaró que le habían pedido que colaborara para dar con el paradero de la temida banda de Los Choneros.

Algunas versiones afirmaban que tenía uniforme y armamento oficial y que incluso dormía en los cuarteles de los grupos de Intervención y Rescate (GIR) y de Apoyo Operacional (GAO) en Manta.

Asimismo, al poco tiempo, volvieron a aparecer los cuerpos de delincuentes ajusticiados y, en Manabí, corrió el rumor del regreso de El Justiciero.

A finales de julio del año 2006, aparecieron cuatro cadáveres en Manta con un cartel que decía: "Ha llegado el tsunami para los secuestradores. El Justiciero".

Lo anterior, junto con la acusación lanzada por Francisca Esperanza Vélez en contra de Mauricio Montesdeoca Martinetti por el supuesto asesinato de sus tres hijos, acrecentó la identificación de este con el personaje.

La denuncia de Vélez hacía referencia a hechos que se produjeron entre 2004 y 2006. Como reportaba El Diario de Manabí, esa semana, la mujer contó que el crimen de José Daniel Macías Vélez, ocurrido el 8 de febrero de 2004, en el sitio Los Arenales de Crucita, se debió a represalias.

La mujer acotó que Montesdeoca siempre andaba acompañado de los policías Juan Briones, alias "Pela Muerto", Mora y Carranza. Meses después, Jorge Luis y Víctor Hugo Macías Vélez habrían sido acribillados para evitar que se vengaran.

Vélez dijo que no había hablado ante porque El Justiciero estaba protegido por la Policía y porque en la Fiscalía de Portoviejo se habrían negado a ayudarla.

Estas acusaciones, sin embargo, no produjeron resultados concretos.

Por aquella época, además, se hizo pública una supuesta vinculación de quien fue conocido como El Justiciero con personajes de la política manabita. Se hablaba de un comunicado de ex diputados manabitas, como el socialcristiano Simón Bustamante y el ex presidente del Congreso Jorge Cevallos, en el que habrían solicitado formalmente a grupos policiales de élite que incorporasen a sus filas a Montesdeoca, "por ser experto en seguridad". Esto fue negado por los políticos aludidos.

Implícita aceptación

Mauricio Montesdeoca se encargó por sí mismo de acrecentar su identificación con El Justiciero. En agosto del año 2006, en declaraciones telefónicas a TC Televisión, recordó el asesinato de su familia y justificó su supuesto accionar de "limpieza social".

"El vacío que siento en mi corazón (producto de la matanza de mi familia) es indescriptible, por eso me he dedicado a luchar contra la delincuencia y poner en pie de guerra todo mi contingente para evitar que más gente sienta lo que yo vivo diariamente", remarcó.

Posteriormente, sin embargo, negó en varias ocasiones su relación con los asesinatos de antisociales.

En los últimos años, incluso dio algunos pasos en el campo de la política. Primero intentó convertirse en asambleísta constituyente y participar en la redacción de la Carta Política vigente. Y en las recientes elecciones intentó llegar a la Alcaldía de Portoviejo. En ninguna oportunidad tuvo éxito.

Para sus campañas se valió de la imagen de El Justiciero, pues aparecía con la cara cubierta por un pañolón, portando armas y ofertando seguridad para sus potenciales electores. (LAG)

Cronología en torno a el justiciero


  • 1997 Un grupo de encapuchados ingresó a la residencia de la familia Montesdeoca Martinetti, en Portoviejo, y asesinó a dos de sus miembros y a un par de amigos.

  • 1998 A mediados de año, Mauricio Montesdeoca, sobreviviente de la matanza, regresó "para colaborar con la Policía".

  • 1998 Empezaron a aparecer delincuentes ajusticiados. Los crímenes se atribuyeron a Montesdeoca Martinetti.

  • 2002 El cuerpo del delincuente "Chani" apareció junto a un cartel que atribuía el hecho a El Justiciero.

  • 2006 Realizó declaraciones telefónicas a TC Televisión, en las que dio a entender que era El Justiciero.

  • 2007 Se postuló, sin éxito, por el Movimiento Justicia Libertaria Alfarista, como aspirante a integrar la Asamblea Nacional Constituyente.

  • 2009 Participó en las elecciones generales como candidato a la Alcaldía de Portoviejo. No fue elegido.

  • 2009 Mauricio Montesdeoca fue asesinado con 13 balazos en el ingreso de la urbanización en donde vivía.


Una emboscada termina con Montesdeoca


Ex candidato murió el miércoles pasado

Mauricio montesdeoca lanzó, en octubre pasado, una advertencia sobre la posibilidad de que lo asesinaran.

En aquella ocasión, acusó a la Policía de perseguirlo y de querer atentar contra su vida. Denunció, además, que varios integrantes de la institución eran "cómplices de bandas delincuenciales".

En el mismo sentido, allegados a Montesdeoca afirmaron, tras su asesinato el miércoles anterior, que las amenazas contra la vida de este no solo provenían de familiares de delincuentes a quienes El Justiciero habría eliminado.

Como si lo anterior se tratara de una premonición, Montesdeoca Martinetti fue emboscado la madrugada del pasado 15 de julio por un grupo de sujetos enmascarados que lo asesinaron con 13 balazos cuando se aprestaba a ingresar en el conjunto habitacional donde residía en Portoviejo.

Antes del crimen, había participado en una reunión en el Hotel Ejecutivo.

Tras el asesinato, la suegra de Montesdeoca relató que personal de seguridad le había advertido de la presencia de una camioneta Chevrolet Dmax doble cabina que merodeaba por la zona.

Según relatos posteriores de testigos, alrededor de la medianoche del martes, la cita habría terminado y el supuesto Justiciero se habría dirigido a su domicilio. Su arribo al conjunto Los Ceibos se habría producido alrededor de la 00:30 del miércoles.

En esos momentos y cuando el guardia de la urbanización se aprestaba a abrir la puerta para permitir el ingreso del vehículo marca Nissan Pathfinder en el que viajaba Mauricio Montesdeoca, un grupo de encapuchados que viajaban en dos camionetas Dmax habrían empezado a disparar contra el automotor.

Herido, Montesdeoca se habría bajado a responder. En total, más de 40 proyectiles habrían impactado al vehículo y a la víctima. (LAG)

Sin pistas de quienes cometieron el asesinato

El abogado del ex candidato a asambleísta y a alcalde de Portoviejo cuestionó, tras la muerte de su defendido, a las autoridades por haberlo desarmado y, luego, no haberle dado seguridad.

Hasta ayer no había pistas de quiénes asesinaron a Mauricio Montesdeoca Martinetti, conocido como El Justiciero.

En tanto, prácticamente en todas las esquinas de la capital manabita se continúa comentando sobre el asesinato que ha conmovido a la ciudad. (LFV)



         


Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.