HoyComEc

La Division Territorial

Publicado el 17/Diciembre/1999 | 00:00

Quito. 17 dic 99. (Editorial) La actual división territorial del
Ecuador en provincias, cantones y parroquias ha sido criticada
porque no obedece a criterios políticos y geoeconómicos que
vertebren al territorio nacional en una forma orgánica. Luego
de que a inicios de la República aparecieron los tres
departamentos de Azuay, Guayas y Quito, posteriormente se inició
la división en provincias dentro del Estado unitario, sin que al
hacerlo imperaran criterios de carácter técnico enfocados al
desarrollo de todas las regiones.

Hay quienes han propuesto efectuar una nueva división territorial
del país en sentido horizontal, de suerte que cada provincia
participe de las características de las tres regiones
geográficas, costa, sierra y amazonía. Este criterio puede ser
acertado, pero en la práctica y en el actual nivel histórico en
que nos encontramos sería inaplicable por diversas razones,
esencialmente porque de parte de los ciudadanos existe una fuerte
adhesión a la provincia a la cual pertenecen y en la que
trabajan. Cada provincia tiene su propia historia, sus bienes,
sus fechas conmemorativas, su propio himno y una serie de otras
características que las han individualizado en el pasado. En
cambio, de acuerdo con la constitución vigente, sí cabe la
asociación, o sea el pacto entre los gobiernos seccionales
(provinciales, cantonales y parroquiales) "para su desarrollo
económico y social y para el manejo de sus recursos naturales".

La asociación de gobiernos provinciales para fines de desarrollo
y para la realización de proyectos de vialidad, riego, desarrollo
agrícola, industrialización y de carácter social o educativo es
una posibilidad que todavía no ha sido aprovechada y que en el
futuro podría servir para el progreso regional. Para llegar a
estas asociaciones es imperioso que los gobiernos provinciales,
con el debido asesoramiento especializado, elaboren proyectos de
cierta magnitud, aprovechando las ventajas de sus respectivos
territorios, que permitan una racionalización de los recursos.

Los consejos provinciales como gobiernos de las provincias tienen
que ser analizados para conseguir por lo menos dos objetivos
esenciales. Que se conviertan en órganos de verdadero desarrollo
provincial en todos los ámbitos y dotados de amplias competencias
dentro de un sistema descentralizado y, por otro lado, que sus
acciones se encuentren coordinadas con las del Estado, a fin de
que no se produzcan, como ocurre con frecuencia duplicación de
esfuerzos, y desperdicio de recursos.

Los municipios que arraigaron en nuestro territorio como herencia
hispánica tienen una larga historia y se han desarrollado
especialmente por el acelerado proceso de urbanización del
Ecuador en las últimas décadas. Sin embargo, se ha producido un
anárquico proceso de cantonización movido por intereses sociales,
políticos y clientelares que, por medio del Congreso,
consiguieron una verdadera atomización del país. Varios de estos
nuevos municipios en cantones recién creados carecen de recursos
y competencias y solamente sirven para satisfacer apetencias de
caudillos locales. (DIARIO HOY) (P. 4-A)

Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.