La cárcel por alimentos no cambiaría

Publicado el 01/Marzo/2013 | 12:40

La cárcel por alimentos no cambiaría

Las pensiones y las visitas  tendrán reglas más claras

El informe se presentó hace un año y siete meses

En la propuesta se plantea, por ejemplo, que cuando los familiares asuman el pago de pensiones de alimentos, se distribuya proporcionalmente el monto. Habrá una tabla para fijar los montos

El pleno de la Asamblea Nacional inició ayer el segundo debate del proyecto de reformas al Código Orgánico de la Niñez y Adolescencia. El informe fue remitido a la Presidencia del Legislativo el 12 de julio de 2011. El proyecto recoge 10 propuestas hechas por asambleístas de varias tendencias, así como el criterio de organismos que trabajan en favor de los niños y adolescentes.

El documento, de 39 páginas, contiene 32 artículos, una disposición general única, 11 disposiciones reformatorias y seis disposiciones transitorias.

En el informe de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores y Seguridad Social se hace hincapié en dos aspectos. El primero es garantizar a los niños que establezcan lazos con su familia, especialmente la que no tiene bajo su responsabilidad el cuidado del menor. El segundo es cómo son las responsabilidades para el cubrimiento de las pensiones alimenticias que se fijarán a través de la tabla con montos mínimos según el nivel de ingresos. 

Durante la discusión de ayer se resaltó estos aspectos, así como el examen de ADN para identificar a los progenitores y establecer las pensiones. También se habló de los criterios que se tomarán en cuenta para establecer el régimen de visitas y las inhabilidades a las que se someterá el deudor.

En este último punto, el proyecto ratifica la privación de la libertad en caso de deuda por alimentos. También habrá el reporte a la central de riesgos y la imposibilidad de ocupar cargos públicos (aunque haya ganado un concurso). Otra sanción será que no puedan acceder a los préstamos hipotecarios o quirografarios de la Seguridad Social, salvo que estos últimos sean para pagar la pensión. (SL)

1 Las visitas  deben darse

Buena parte de las reformas al Código Orgánico de la Niñez y Adolescencia tienen relación con el derecho a desarrollar y mantener una relación personal, directa y regular con la familia.

En esa medida se plantea una tarea a los progenitores y quienes tengan a su cargo el cuidado y protección de los menores. Se trata del " ejercicio efectivo de su derecho a desarrollar y mantener la relación personal, afectiva, directa y regular con el padre o la madre que no esté a cargo de su cuidado, así como con otras personas que se encuentren relacionadas afectivamente" .

Se detalla lo que se entenderá por régimen de visitas. Está definido como la facultad del padre o la madre, que no tiene a su cargo el hijo, a mantener con él una relación directa, regular y a ejercerla con la frecuencia y libertad acostumbrada.

La regulación de las visitas está a cargo del juez. Si este viese alguna circunstancia que pusiere en riesgo los derechos del menor, como consecuencia de violencia intrafamiliar, por parte de quien deba visitarlo, el juez podrá negar el régimen de visitas o regularlas, según la gravedad del hecho.

2 El criterio del niño se valora

Los cambios a esta norma fijan lo que se denomina criterios mínimos para el ejercicio del derecho a desarrollar y mantener una relación personal, directa y regular con la familia. Se trata de seis planteamientos.

El primero establece que la opinión de los niños menores de 12 años será valorada por el juez, considerando el grado de desarrollo de quien lo emita. La opinión de los adolescentes desde los 12 años en adelante será obligatoria para el juez, al menos que sea perjudicial.

El segundo busca la promoción de la relación afectiva, personal, directa y regular entre el padre o la madre que no se encuentre a cargo del cuidado del niño. El objetivo es asegurar la corresponsabilidad de los progenitores al cumplir sus obligaciones.

Otra es el acompañamiento del padre que no esté a cargo del menor. Así se garantiza el ejercicio progresivo e integral de sus derechos y mantener comunicación por cualquier medio. El cuarto es compartir espacios y fechas importantes; el quinto, la forma como el progenitor cumple sus obligaciones. La sexta son los informes técnicos.

3 El alcance de la pensión alimenticia

Otra de las definiciones que se incluye en la reforma es lo que se entenderá como pensión de alimentos. Se la define como la cuantificación económica respecto de la proporción mensual que deben satisfacer los obligados principales (padre o madre del menor) o sus respectivos obligados subsidiarios, para hacer efectivo el derecho de alimentos.

Las labores de cuidado, protección, manutención y atención proporcionadas por quien está a cargo del titular del derecho constituyen el cumplimiento de sus obligaciones como alimentante.

La fijación provisional de la pensión se la hará en función de la Tabla de Pensiones Alimenticias Mínimas, sin perjuicio de que las partes puedan establecer un acuerdo. Esta será elaborada por el organismo rector de las políticas de los derechos de la niñez y adolescencia.

Otro aspecto que se establece es que la pensión es exigible desde a citación.

Las demandas de alimentos las pueden presentar la madre o el padre que tenga bajo su cuidado el niño. A falta de ellos, la persona que ejerza su representación legal o quien esté a cargo de su cuidado. También los titulares de este derecho, mayores a 15 años.

4 La prueba del ADN no exime el pago

Si el parentesco del menor no ha sido establecido legalmente, el juez, en la providencia de calificación de la demanda por alimentos, señalará hora y día para la toma de muestras para el examen de ADN. Este es otro de los aspectos que contiene el proyecto.

De esta forma, si el demandado no se somete, se presumirá que es el progenitor, se fijará pensión y se dispondrá su inscripción en el Registro Civil. Si el examen determina que no lo es, automáticamente no pagará la pensión.

La propuesta plantea cómo se pagará esta pensión. Se dice que será una suma de dinero que deberá pagarse por mensualidades anticipadas, dentro de los cinco primeros días de cada mes. En caso de subsidios y beneficios adicionales se fijarán fechas determinadas. El dinero se depositará en cuentas de ahorro o corriente, ya sea de forma directa o por descuento a través del empleador.

En ningún caso -dice el texto- el menor, cuya tenencia y cuidado han sido confiados al otro progenitor o a un tercero, será obligado a convivir con quien está obligado a prestar los alimentos. Esa no será una forma de pensión alimenticia pagada en especie.

5 Los acuerdos durante el divorcio

El proyecto plantea una reforma al art. 108 del Código Civil. Así, cuando las partes, en audiencia, se pronuncien sobre su decisión de terminar con su matrimonio, acuerden alimentos, tenencia y visitas de los hijos. El juez respectivo hará el acta para que las partes la firmen y sea remitido a un juez de la niñez, que lo ratifique con base al Código Orgánico de la Niñez y Adolescencia.

Otra reforma es en el art. 110: " Al momento de calificar la demanda, el juez que conozca del divorcio, en el cual hubieren hijos menores de 18 años, notificará al juez de la niñez, quien citará a las partes, para resolver sobre la situación de los hijos comunes" .

De este artículo se deriva una reforma al 115. El objetivo es  establecer como requisito, antes de obtener el divorcio, que el juez de la niñez haya aprobado lo relativo a alimentos, tenencia y visitas.

Las demás disposiciones al Código Civil son para ratificar la necesidad de garantizar que los menores tengan los recursos para cubrir sus necesidades, especialmente la de alimentación. Todos los cambios propuestos se hacen en función del Código de la Niñez. y Adolescencia.

6 Los obligados a pagar pensión

En el texto que está en discusión en la Asamblea se establece quiénes están obligados a la prestación de alimentos de los niños y adolescentes. Se señala a la madre y al padre como los obligados principales, aún en los casos de limitación, suspensión o priación de la patria potestad.

En caso de falta, ausencia, impedimento o insuficiencia de recursos de los obligados principales, la prestación de alimentos será pagada o completada por los obligados subsidiarios.

En este grupo están el padre y la madre del progenitor que no esté a cargo del cuidado del menor; los hermanos del progenitor que no estén a cargo del menor; los hermanos del titular del derecho que hayan cumplido 25 años y sean económicamente independientes y no vivan con él.

La acción de reclamo de alimentos se extingue con la muerte de todos los obligados del pago.

Para establecer la pensión alimenticia, con respecto al obligado principal, el juez tomará en cuenta los ingresos y recursos ordinarios y extraordinarios, gastos propios necesarios para su susbsistencia y de sus dependientes directos.

7 Cuando pagan los abuelos...

La nueva norma que está en estudio establece al menos cinco criterios para que las pensiones sean pagadas o asumidas por los denominados obligados subsidiarios. Ellos son los familiares del padre o la madre que deban pasar la pensión alimenticia.

La propuesta establece que el juez regulará la contribución de cada uno de los obligados subsidiarios, en proporción a sus ingresos y recursos. Todos serán llamados simultáneamente y se determinará la proporción en la que cada uno deberá contribuir.

Los criterios son: las limitaciones de ingresos o capacidades de los obligados subsidiarios a consecuencia de enfermedades catastróficas y/o discapacidad. El segundo son las limitaciones de ingresos o capacidad de los obligados subsidiarios que tuvieren 65 años o más. También están las condiciones de pobreza en que se encuentren uno o más obligados subsidiarios que reciban el Bono de Desarrollo Humano.

Otro de los criterios es los gastos propios, necesarios para su subsistencia, la de sus dependientes directos y las obligaciones que tenga por pensión de alimentos de sus hijos u otros parientes. 

 



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.