La Basura En Quito

Publicado el 02/Mayo/1998 | 00:00

Quito. 2 may 98. (Editorial) A inicios de 1994 la ciudad de
Quito inauguró una nueva estructura de gestión de los residuos
sólidos, sobre la base de la Empresa Municipal de Aseo
(EMASEO). Se trata de una empresa pública municipal, a través
de una unidad adscrita a la Dirección de Higiene Municipal.

A partir de este momento, comienza una gestión
cualitativamente distinta. En el año de 1997 la Empresa
recolectó un promedio de 1.070 toneladas diarias, de las 1340
que produjo la ciudad. Un 8 por ciento de este monto se
recicló o reutilizó y la cantidad restante se depositó en el
botadero de Zámbiza. EMASEO calcula que tiene una cobertura de
recolección del 85 por ciento del área de la ciudad y estima
que existe una producción promedio de 0.75 toneladas diarias
de basura en la ciudad.

Como se puede colegir, la dimensión del problema de la basura
en Quito es grande. Por eso, la mejor política frente a la
basura es la minimización o la reducción de la producción de
residuos. Pero, también es importante tener en cuenta la
necesidad de reciclar y reutilizar la basura producida.

Desgraciadamente estas dos fases del "ciclo de la basura", el
reciclaje y la minimización, aún no encuentran en la ciudad su
verdadero correlato. El factor cultural de la población y las
características del mercado impiden ir en esa dirección. En
una sociedad de consumo donde el envoltorio tiene más
importancia que el propio producto, el nivel de producción de
basura tiende a incrementarse notablemente. Pero también, por
otro lado, el proceso de reciclaje debe encontrar un mercado
competitivo de calidad en los productos y los precios.

La comercialización de los productos reciclables tienen una
demanda en expansión. Los derivados del papel o cartón son los
productos más apetecidos y, por lo tanto, los que mayor
demanda tienen. La línea de los productos del plástico tiene
también un crecimiento importante y luego -en menor medida- el
vidrio y los metales. EMASEO calcula que en este momento hay
sobre las 2000 personas que trabajan alrededor de esta labor,
en cada una de sus fases del proceso.

El servicio de limpieza y recolección en Quito se financia con
la tasa de recolección de basura que se cobra dentro de la
tarifa de energía eléctrica. Se estima en 3.600 millones de
sucres mensuales que ingresan por este rubro. Una cantidad
nada despreciable, que podría reducirse si se reduce la
producción de residuos y si se recicla la basura.

Guayaquil siguió la línea de la privatización del proceso,
para lo cual contrató los servicios de la empresa Vachagnon.
Esto significa que cambiaron las modalidades de gestión de la
basura en las dos ciudades más grandes del país. Pero también
que es posible comprar estos dos mecanismos, para sacar
experiencias. (DIARIO HOY) (P. 4-A)

Autor: Fernando Carrión - fcarrion@hoy.com.ec Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.