IESS: directivos acusados de peculado

Publicado el 16/Noviembre/2005 | 00:00

La fiscal de Delitos Financieros, María Cerón, dictó ayer una instrucción fiscal en contra de los miembros del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), por el presunto delito de peculado.
La acusación confirma la presunción preliminar del Ministerio Público respecto al posible desvío de fondos públicos por el cobro ilegal del 3% del aporte patronal al fondo de reserva de los afiliados, para gastos administrativos del IESS.
El sábado anterior, BLANCO Y NEGRO presentó un informe sobre esta presunta irregularidad, con base en un documento de la Superintendendencia de Bancos.
Según la fiscal, los miembros del Consejo Directivo, Raúl Zapater (delegado del Ejecutivo), Bolívar Espinoza (representante de los trabajadores), Manuel Vivanco (por los empleadores), y Ernesto Díaz, director general del IESS, habrían incurrido en "conducta constitutiva de infracción penal de instancia pública oficial".
El peculado está contemplado en el artículo nº. 257 del Código Penal y es sancionado con reclusión mayor de cuatro a ocho años.
El expediente señala que el IESS carecía de base legal para cobrar el 3% sobre los depósitos efectuados por los empleadores por concepto de fondos de reserva, para destinarlos a gastos administrativos. Añade que el Seguro cobra por ese gasto un exceso del 0,9% sobre el 3% permitido por el artículo 52, literal c) de la Ley del IESS.
"No existe base legal ni técnica para que el IESS asigne como rendimiento de la inversión de los fondos de reserva y cesantía la tasa pasiva referencial del Banco Central", pues el diferencial (tasa spread) producido entre la tasa pasiva y el rendimiento real que han generado esos fondos "no han ido a las cuentas individuales de los afiliados, sino a cuentas de disponibilidad del Instituto", puntualiza la instrucción.
En el informe de BLANCO Y NEGRO, la Superintendencia señalaba que no existen datos contables financieros de fondos de reserva de este año. "Los estados financieros a escala nacional están a noviembre del año pasado".
En cuanto al destino de los recursos provenientes del 3%, la "Súper" no logró determinar la utilización final de los mismos, ya que inicialmente esos fondos ingresan a una cuenta de disponibilidades y se convierten en capital de trabajo o fondo de maniobra. Posteriormente, "se disgregan en las cuentas de naturaleza deudora del activo y del gasto del IESS". (AA-MAR)

Falta un sistema de información integrado

El reportaje de BLANCO Y NEGRO también reveló que el IESS no cuenta con un sistema de información integrado que permita el manejo oportuno y eficiente de una gran cantidad de datos y registros, de manera uniforme, y entre todos los que manejan el sistema de fondos de reserva.
La Superintendencia de Bancos detectó que las bases de datos del sistema de pagos y los registros ($19,2 millones) presentaban mucha información con errores, los cuales migraron a la plataforma del servidor, "pero nunca fueron depurados".
Además encontró que los manuales operativos en las áreas de Fondos de Reserva, Tesorería y Dirección de Desarrollo Institucional, sobre pago y devolución de fondos de reserva, no se encuentran actualizados. Hay manuales preliminares en los que no se determinan procesos de conciliación a través de los sistemas de información.
De ahí, las cédulas duplicadas, fallecidos, números patronales incorrectos, fechas de pago incorrectas, cifras imprecisas, pagos por más de $1 500 en la primera fase de devolución, que aparecieron cuando los interesados intentaban cobrar. (AA-MAR)

Los gastos, con otras fuentes para financiarlos

La decisión se opone a la Ley de Seguridad Social

El cobro del 3% de los aportes patronales al fondo de reserva, para destinarlo a gastos administrativos, se originó en una resolución de la ex Comisión Interventora del IESS, tomada el 21 de enero de 2003.
Esto se opone al artículo 52 de la Ley de Seguridad Social, que no contempla ese cobro desde las cuentas de fondos de reserva, sino desde los aportes de los afiliados y los empleadores al Seguro General Obligatorio.
Al 31 de diciembre de 2003, se contabilizó el ingreso de $5 032 000, sobre esa base, con una tasa de rendimiento de saldos del 38,61% que mantuvo esa cuenta, el estimativo del año siguiente es de $6 975 000. Lo que en esos dos años suma un total de $12 007 000 sobre por el 3% de gastos administrativos.
Estos gastos del IESS se financian con nueve fuentes: del 80% de la recaudación del aporte del 0,80% sobre la materia gravada de los afiliados al Seguro; del 3% de las reservas matemáticas de la jubilación patronal; del 3% de los ingresos del arrendamiento de propiedades; y la comisión del 3% por la administración de los demás activos inmobiliarios.
A esto se añaden los recargos y multas que pagan quienes incumplen sus obligaciones, además el 3% de los ingresos por prima del seguro de saldos de préstamos quirografarios, el 100% de multas a los empleados sujetos a la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa, el 3% de subastas públicas y el 3% sobre el saldo de la cartera hipotecaria. (AA-MAR)

Instituto entrega más de $1 500 en 55 casos

Las autoridades dicen que hubo error en la programación

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) registró 55 casos de afiliados que cobraron sus fondos de reserva por sobre los $1 500, lo cual significa un desembolso de $83 883 21. El director de Desarrollo Institucional del IESS, Roberto Ávila, explicó ayer que estos 55 casos "están en investigación por errores de programación".
Sin embargo, existen otros 8 571 asegurados que también recibieron recursos sobre los $1 500, pero son personas que sí tenían derecho por tener más de 59 años, por ser jubilados y por estar cesantes.
El funcionario señaló que estos pagos representan un monto de $26 703 657,14 de un total de más de $365 millones que se pagaron hasta ayer a afiliados que tienen menos de $1 500 a través de los 11 bancos con los que el Seguro suscribió convenios, Servipagos y con cheques.
Este informe fue presentado al director General de la institución, Ernesto Díaz. "En una parte del informe (se indica) que los problemas no se generaron para beneficiar a ninguna persona en particular", aclaró.
Ávila ratificó además que, a fines de este mes, podría estar listo el calendario de los nuevos pagos a los afiliados que tienen más de $1 500, quienes podrían cobrar a través de una clave, que se obtendrá por intermedio de la Historia Laboral con la presentación de la cédula o a su vez lo podrían recibir a través de los bancos.
Estos recursos se pagarán desde el 1.º de febrero de 2006. (SC)

Ciudad QUITO



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.