HoyComEc

Granizo reivindica todas las formas de amar en sus versos

Publicado el 08/Mayo/2005 | 00:00

Granizo se muestra en los elementos de la naturaleza: el agua, las rocas, las hojas, el viento, los árboles… Son espacios, instancias, personajes que adquieren un valor simbólico en su obra. Es su forma de trascender y de hablar de los temas que más le preocupan: el amor, el desamor, la soledad, la vida, la muerte. "No puede haber poesía sin metáfora", dice cuando habla de sus versos cargados de esa simbología: "Ser escollo y ser roca y ser la sola/isla perpetua para tu llegada/y ser el aire de tu caracola,/y suelto de mi viento en tu bandada/ser el golfo y la playa para tu ola,/si de amores te encuentras desamada".
Este poeta, que el 8 de noviembre de 2005 cumplirá 80 años (no los aparenta), reflexiona sobre cómo la palabra se constituye en una de las vías a través de las cuales los seres humanos subliman sus angustias, sus deseos. Para él, la obra de cualquier creador se refiere a los estados personales de este: "La poesía es una locura amorosa", dice, citando al escritor Walt Whitman. Entonces, ¿salva la palabra al hombre de la demencia? "Es una fuerza de catarsis con la cual nos redime de caer en la locura", asiente emocionado al hablar de los estados de la mente, mientras hace hincapié en que la creación artística en sí misma ya es un signo de locura, pues "está más allá de ella". Así, entonces, intentar racionalizar a la poesía sería "esterilizarla", añade. "Querer interpretarla es absolutamente inútil".
Pero Francisco Granizo no solo ha escrito poesía, publicada ahora en la colección Poesía Junta de la Casa de la Cultura, en la que se incluyen sus cuatro tiempos: "Nada más el verbo" (finales de los 60), "Muerte y caza de la madre" (1978) y los textos inéditos "El sonido de tus pasos" y "Fedro", este último una suerte de teatro poético, escrito en seis escenas. En 2000, publicó la novela La piscina, en la cual (como muy pocos autores ecuatorianos) habla del amor homosexual de forma muy libre y natural (igual que en algunos de sus versos). "A lo largo de la historia ha habido la torpe idea de que el amor homosexual es anormal y antinatural. Pero siempre ha existido. Los prejuicios religiosos lo han condenado. Acusar de homosexual a alguien es tan torpe como acusarlo de heterosexual".
La obra de este ex diplomático constituye una constante búsqueda del amor y su realización. Una suerte de drama existencial que lo atraviesa. La búsqueda de una totalidad en la que se mueve y trasciende. Por ello, inventa y se inventa en metáforas, en pasajes líricos, en divagaciones metafísicas con un ritmo muy preciso.
Los seres humanos se constituyen a través de palabras. El psicoanálisis ya lo ha dicho. Este poeta lo tiene muy claro, aunque sus planteamientos no nacen de ninguna teorización freudiana o lacaniana. "A la palabra no la hacemos. Es ella la que nos hace", dice. Con seguridad, es por eso que en el poema "Mis manos te hacen" es donde llega al clímax y a la resolución de esas preocupaciones acerca de la vida, la muerte y el amor: "Vivir…Morir…¿qué importa? Amémonos… y en paz". "…y si a morir venimos, antes/exprimamos los jugos, devoremos/los frutos, maceremos/las bocas y los pechos próvidos, los turgentes/pechos mordamos y ¡fecundemos!/y si a morir caemos,/en la tierra caigamos, en los voraces/surcos de la materia,/sobre la hembra,/en el perpetuo sexo/comidos por los soles y barridos por los trágicos vientos,/ desde la vida, en la muerte tendidos,/desesperados esperemos".


PALABRAS EN EL TIEMPO

Los simuladores de V S Naipaul

Alicia Ortega

V S Naipaul, galardonado en 2001 con el Nobel de Literatura, ha producido una prolífica obra marcada por el pasado colonial y la experiencia del desarraigo: el permanente sentimiento de sentirse extranjero y la búsqueda constante de identidad. La obra de este escritor trinitario-inglés, nacido en el seno de una familia indio, articula varias preguntas de fundamental vigencia en el mundo de hoy: ¿qué significa habitar un mundo poscolonial? ¿Cómo se construye el sentimiento de lo propio? ¿Desde dónde habla el emigrante, el exiliado, el expatriado, el descendiente de esclavos? ¿Cuál es la identidad del sujeto colonial? ¿Cómo se encuentran los seres humanos culturalmente localizados?
Su gran novela Los simuladores, de 1967, explora las consecuencias psicológicas y socio-políticas de la colonización: el narrador siente que ha nacido en el caos y el desorden -en una isla caribeña recientemente independizada-, por ello se lanza a la escritura de sus memorias en el afán de imponer un orden a los recuerdos fragmentados de su vida, en un intento por redescubrir la verdad. Naipaul escribe desde la certeza de que la identidad del sujeto colonial es el resultado de prácticas miméticas de simulación, negociación, traducción, imitación, pues, como repite el narrador de la novela mencionada, un hombre es únicamente lo que ve de sí en los demás. De allí, la insistencia en describir a los habitantes de países poscoloniales como simuladores, seres que asumen roles de diversos personajes en el gran escenario de lo social: "Fingíamos que éramos reales, que aprendíamos, que nos preparábamos para la vida, nosotros, los hombres simuladores del Nuevo Mundo...".
Estar fuera de lugar, excluido de toda comunidad, es la percepción que acompaña al emigrante, al viajero-náufrago que, originario de países poscoloniales, se lanza a la conquista de nuevos espacios sin alcanzar relaciones afectivas de pertenencia y arraigo. El narrador -hijo de inmigrantes indios llevados a la isla para reemplazar la mano de obra negra tras la abolición de la esclavitud- abandona la isla, en el desasosiego y la desesperanza más profunda, para radicarse en Inglaterra, sin desprenderse jamás de un sentido de la intrusión: "Un hombre, supongo, lucha solo cuando tiene esperanza, cuando tiene una visión de orden, cuando está convencido de que existe alguna conexión entre él y la tierra sobre la que camina""

EN LA PUERTA DEL HORNO

El pensamiento filosófico de José Peralta se recuerda en la CCE

A partir del trabajo del conocido jurista cuencano José Peralta titulado Cuestiones folosóficas, Marco Robles López ha elaborado una larga digresión literaria en clave de ensayo para recuperar la figura, la magnitud y la trascendencia del gran liberal que fue Peralta que lleva por título José Peralta, su filosofar y mis cogitaciones. La presentación oficial de la obra será el jueves próximo, a las 19:00 en la sala Jorge Icaza de la CCE.


LIBROS

Máscaras para un... concierto

Raúl Vallejo entrega 18 narraciones cortas para construir las paredes de su mundo fantástico interior. La primera de ellas es como una suerte de llave que abre la puerta de las ficciones por venir. Como un pórtico antiguo ribeteado de ángeles gordos y sonreídos, pletórico de un esplendor difuso y barroco, así es el cuento "Ars poética". Esa puerta resuena con los ecos de una voluntad creativa rigurosa.
. Pero dentro de la puerta los humores se vuelven más respirables y se entiende que el crítico guayaquileño Miguel Donoso Pareja haya dicho que en este libro Vallejo "perfecciona sus virtudes básicas: claridad y sencillez expositivas". (EA)

Raúl Vallejo
Eskeletra
224 págs.

Winston Churchill, una... biografía

La biografía de Winston Churchill, que se ofrece como segunda entrega de la colección que circula con este Diario, asume el clásico estilo inglés desde el frescor del lenguaje periodístico. De las palabras apiladas en una sintáxis jovial, surge y crece un Churchill humano que contrasta con el hombre disciplinado que sostuvo la política de Inglaterra durante la segunda gran guerra.
Ese hombre de frente contrahecha, ojos profundos y dolidos, y un esbozo de sonrisa pintado en el rostro que fue Churchill cobra carne a través de la imaginación linguística del autor judio alemán Sebastian Haffner

S. Haffner
Ed. Folio
197 págs.



RECOMENDADO

Aleksandar Hemon, Círculo de Lectores

El hombre de ninguna parte

En su tiempo, el ruso aristócrata Vladimir Nabokov logró encender las más efusivas palabras de la crítica por su extraordinario manejo de la lengua inglesa, extranjera para él y que logró dominar en poco tiempo. Entonces, no parece gratuita la comparación que la crítica estadounidense ha establecido entre Nabokov y el joven autor bosnio A. Hemon.
En 1992, el ya reconocido periodista y escritor decide salir de Sarajevo para pasar una temporada en Chicago, durante la cual se declara el estado de sitio en su país y Hemon queda atrapado en los Estados Unidos por tiempo indefinido. Con un manejo incipiente y elemental del inglés, el autor decide estudiar esa lengua. Solo tres años más tarde publicará su primera novela en inglés llamada La cuestión de Bruno. Sus cuentos pronto fueron publicados en la revista New Yorker. Su segunda novela, El hombre de ninguna parte, construye la historia de las múltiples imposturas de Jozej Pronek, un héroe que, a la manera clásica, busca establecer su lugar en un mundo y un destino adversos. (EA)

REVISTAS

Kulturjournal

El pequeño opúsculo del I. Goethe da una mirada a la escena artística, cultural de Alemania. Además, hace énfasis a las relaciones estéticas entre Europa y otros países.

Periódico de Poesía

Con más páginas, un diseño más atrevido y el auspicio de la Dirección de Cultura del Municipio, la publicación de varios jóvenes poetas ha cobrado una cara distinta.

Deutschland

Un ejercicio de la memoria es lo que propone el órgano difusor de la cultura alemana. A 60 años del fin de la segunda guerra mundial, Alemania parece mirarse a sí misma.


El hobbie de Lea y Douglas es pintar

Las personas con discapacidad son artistas en potencia. En Nicaragua se están realizando varias campañas para promocionar sus creaciones. La Escuela Nacional de Artes Plásticas Rodrigo Peñalba, del Centro Cultural Managua, impulsa una de estas. Su intención: explotar su potencial artístico.
Lea Hernández (20) y Douglas Carrión (21) son dos de los alumnos que sufren dificultad de lenguaje cuentan con orgullo ser los mejores pintores de la clase: "Tengo que fijarme bien en el cuadro que voy a pintar, tomo las medidas como el profesor me indica, con los dedos de sus manos", cuenta a través del lenguaje de las manos.
Además de sus clases, Lea estudia computación en la Escuela de Educación Especial Melania Morales.
Los maestros son muy pacientes con los chicos. Para impartir la clase inician con dinámicas, les enseñan a jugar con las pinturas, a identificar los colores y texturas, "aunque muchas veces terminan ensuciándose", cuenta Martha Ruiz, una de las facilitadoras.
Ruiz asegura que a la mayoría de los "artistas" le gusta más pintar que la esculpir: "Pero le ponen muchas ganas".
A Douglas, por su parte, le gusta ir acompañado de su padre al Centro Cultural, porque cuando no entiende alguna clase, su padre le explica y ensayan los trazos". (GCA-Internet)

ALGUNOS DATOS

Las clases son todos los sábados y los representantes de las personas con discapacidad pueden elegir en qué talleres los inscriben. Pueden ser de pintura o escultura.

Los talleres son teóricos y prácticos. Para esto, los alumnos cuentan con facilitadores que les enseñan cómo y en dónde registrar los datos.

Si quiere conocer algo más de este instituto educativo puede ingresar a la dirección http://www-ni.laprensa.com.ni/cgi-bin/print.pl?id=revista-20030322-04

Quito En Mr. Books

1. Los hijos del suelo, F. Febres Cordero
2. Don Quijote de la Mancha, M. de Cervantes
3. Memoria de mis putas tristes, García Márquez
4. Padre rico, padre pobre, Robert Kiyosaki
5. La culpa es de la vaca, Jaime Lopera
6. Memoria e identidad, Juan Pablo II
7. Illuminati, los secretos de la..., Rudolph Koch
8. Un milagro en equilibrio, Lucía Extcheverria
9. La sombra del viento, Carlos Ruiz Safon
10.Enigma sagrado, Michael Baigent. Guayaquil L. Científica

1. Aprendiendo a quererse .., Walter Risso
2. Memoria e identidad, Juan Pablo II
3. Padre rico, padre pobre , Robert Kiyosaki
4. Los hijos del suelo, F. Febres Cordero
5. El libro que ustedes escribieron, Ana Buljubasich
6. A mis 12 casas, Luce Deperón
7. La madriguera, Abdón Ubidia
8. El gran ausente, Robert Norris
9. La loca de la casa, Rosa Montero
10.El plan infinito, Isabel Allende.

Cuenca En Sodilibros

1. Los hijos del suelo, F. Febres Cordero
2. Padre rico, padre pobre, Robert Kiyosaki
3. Cien plantas silvestres del..., Varios autores
4. La autocuración Louise Hay
5. La culpa es de la vaca, Jaime Lopera
6. El baúl de Sofía, Wilman González
7. Parque Nacional El Cajas, Jorge Anhalzer
8. Fish, Lundein-Stephen
9. Don Quijote de la Mancha, M. de Cervantes
10.Santa Ana de las Aguas, Varios autores.

Ciudad QUITO



         


Actualizado por

1

- en Diario HOY - Noticias de Ecuador.