El Ministerio de Salud tiene una nueva denuncia por supuesta compra irregular

Publicado el 09/Diciembre/2009 | 00:01

Aún no hay respuesta por camas embodegadas



Una denuncia realizada por el asambleísta del Movimiento Madera de Guerrero, Leonardo Viteri, involucra a la ministra de Salud, Caroline Chang, en un caso de supuesto sobreprecio, durante el proceso de adquisición de ambulancias.

Ante esta situación, la Fiscalía decidió formular cargos en contra de la representante del Ministerio de Salud (MSP), según informó el fiscal subrogante Alfredo Alvear el lunes pasado.

A esto, se suma el caso de 370 camas hospitalarias compradas en junio, durante la emergencia por la gripe A, de las cuales, 50 de las 80 que se destinaron a Quito no han sido utilizadas, ya que 20 permanecen en bodegas del MSP por daños en su estructura y 30 en los patios del hospital Gonzalo González, a la espera de que el MSP oficialice su entrega para poder ser utilizadas.

La ministra de Salud aseguró, hace poco, que las 320 camas que se encuentran distribuidas en otros hospitales del país "se encuentran funcionando"; sin embargo, de las 50 que están en Quito no emitió ninguna declaración.

El contrato con la compañía Enocfe S.A por la adquisición de las camas otorga una garantía de dos años contra defectos de fabricación, instalación y montaje de todos los componentes del mobiliario.

No obstante, el documento legal da al MSP un plazo de solo 10 días para realizar cualquier observación sobre equipos o partes incompletas, defectuosas o no aceptables, a fin de realizar algún cambio.

Sin embargo, hasta la fecha, ya han pasado casi seis meses desde la firma del contrato entre el MSP y Enocfe S.A, por lo que el Ministerio podría correr el riesgo de que la compañía ya no se haga responsable por cualquier defectos en el mobiliario.

Según el jurista Carlos Solines, el Ministerio aún podría solicitar el cumplimiento de la garantía si se demuestra que los daños en los insumos no son ocasionados por un mal uso del MSP. Además, señaló que las 20 camas que están en bodega podrían ser devueltas, ya que aún no han sido utilizadas.

Mientras tanto, este diario intentó comunicarse en reiteradas ocasiones con la empresa guayaquileña Enocfe para conocer su posición, pero los números telefónicos de la compañía, que aparecen en el contrato, no fueron contestados por nadie. (MB)

Hechos y cifras sobre la compra


Este diario evidenció la compra de 370 camas hospitalarias, realizada en junio, de las cuales 50 aún no son utilizadas en Quito.

Las 370 camas representaron un gasto para el Ministerio de más de $300 mil.

Las camas que no están funcionando en Quito iban a ser destinadas al Hospital Eugenio Espejo.

Esa casa de salud devolvió al Ministerio de Salud el mobiliario alegando que no cumplían sus requerimientos técnicos ya que no soportaban pesos.

Enfermeras del Eugenio Espejo también solicitaron cortar las camas, porque eran demasiado grandes.

Las 50 camas que no se están usando costaron al Estado unos $41 mil.

Los hospitales Pablo Arturo Suárez, Baca Ortiz y Enrique Garcés en Quito recibieron las mismas camas.

Otros 27 hospitales en todo el país fueron dotados de este mismo mobiliario.

El contrato entre el Ministerio y la empresa Enocfe S.A sumó en total unos $405 mil.

Más noticias:

Camas del MSP, a la interperie



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.