El Estado ecuatoriano se financia con deuda interna

Publicado el 01/Julio/2004 | 00:00

La emisión de bonos y certificados de tesorería se convierte en la principal fuente de financiamiento que utilizan las autoridades económicas para cubrir los problemas de liquidez y déficit fiscal (gastos mayores que los ingresos).

Con la nueva emisión de bonos de 1 035 millones de dólares, avalada la noche del martes en Guayaquil, el Ministerio de Economía espera equilibrar el Presupuesto del Estado, financiar proyectos de inversión y reestructurar los plazos de vencimiento de la deuda interna. Esos bonos se colocarán en el mercado durante los próximos seis meses. En julio serán 200 millones, en agosto 200 millones más y así sucesivamente.

Hasta mayo del 2004 el saldo de la deuda interna pública se ubicaba en 3 250,8 millones de dólares lo que significa que a fines del 2004 la cifra subirá a 4 285,8 millones de dólares.

La emisión de bonos del Estado representaba, hasta mayo pasado, el 75,5 por ciento de la deuda interna (2 453,7 millones de dólares) y los Certificados de Tesorería, el 21,6 por ciento (701 millones). Estos papeles emitidos por Economía pueden ser demandados por los inversionistas públicos y privados.

El principal acreedor de la deuda interna es el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) que mantiene inversiones de 1 068,5 millones de dólares entre bonos y certificados de tesorería. La última operación que realizó el Seguro Social fue entre marzo y mayo pasado, cuando compró 174,8 millones de dólares en Certificados de Tesorería.

Para Luis Rosero, director del Centro de Investigaciones de la Universidad de Guayaquil, la emisión implica subir la deuda interna y restar liquidez al mercado financiero. “Como hay límites para el endeudamiento externo ahora se buscan fondos en el mercado interno. Si el Gobierno no controla el gasto, la máquina de hacer bonos seguirá”.

María de Lourdes Sandoval, subsecretaria de Crédito Público del Ministerio de Economía, defiende la emisión y sostiene que esa operación no supone un mayor endeudamiento. Según la funcionaria, los recursos del Fondo de Estabilización, Inversión y Recuperación Productiva (Feirep), que se nutre de las exportaciones de crudo pesado, se recompra la deuda y se reduce el nivel de endeudamiento.

“Con la emisión cambiamos las deudas de corto plazo por las de largo plazo. Así no necesitamos endeudarnos con los organismos internacionales”. Sandoval señala que el objetivo es mejorar los plazos de vencimiento de la deuda interna para que el Estado pueda planificar y cumplir mejor los proyectos de inversión.

Eso implica que una parte de los fondos que se recaude por la venta de bonos se destine a pagar los vencimientos de algunos certificados de tesorería. Rosero considera que el Gobierno no tiene fondos para pagar sus obligaciones de corto plazo, puesto que tiene problemas de liquidez. “Están reestructurando los plazos de la deuda interna”.

Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.