Decevale: Guardian De Valores

Publicado el 24/Abril/1995 | 00:00

Quito. 24.04.95. A la falsificación de documentos bursátiles
surge una alternativa de control. El Mercado de Valores
contará desde fines de año con el respaldo de un guardián
electrónico: el Depósito Centralizado de Compensación,
Registro y Liquidación de Valores (Decevale).

La adulteración de bonos de estabilización monetaria por 4.030
millones de sucres, que tomó por sorpresa al Banco Central y a
la Bolsa de Valores local, aceleró el proceso de cambio.

El Consejo Nacional de Valores autorizó el 23 de febrero de
1994 el funcionamiento de la Compañía Anónima Decevale, que
garantiza el 99.99% de seguridad para los papeles bajo su
custodia. La referencia proviene de Francisco Rendón, gerente
de la nueva institución (Deceval) y Ernesto Murillo, director
de sistemas de la Bolsa de Valores.

El Decevale, está integrado por las Bolsas de Valores de Quito
y Guayaquil, las Casas de Valores, por todo el sistema
financiero, mercado de capitales, instituciones financieras;
el Banco Central, Banco del Estado, Banco Nacional de Fomento,
Municipios, Jabonería Nacional, La Cemento Nacional.

El objetivo es brindar el servicio de custodia, depósito,
liquidación, registro y compensación de valores que se
negocien en las Bolsas de Valores. A través de un sistema
electrónico se determinarán las ventas o compras de acciones
de renta fija o variable.

Las empresas, bancos, financieras que realizan emisiones
comunicarán su intención a la Superintendencia, la que
entregará el documento autorizado. El Deceval recibe el título
y lo guarda. Si se rompiese o eliminara físicamente el papel
por un incendio, el Decevale certificará la legitimidad del
título a su dueño. Es que todo queda en una memoria de
computador.

Por lo mismo, el título valor ya no es necesario. Se produce
su desmaterialización.

Será responsable de la autenticidad e integridad de los
títulos valores que mantenga en custodia, para lo cual se
encargará de la revisión y verificación de los mismos.

De esa manera se eliminarán los riesgos del traslado físico de
valores y se generará mayor confianza y seguridad para las
transacciones.

Adicionalmente, efectuará traspasos de dominio de los títulos
negociados en Bolsa, con la correspondiente liquidación o pago
de los valores de cada transacción.

Para ello registrará automáticamente los traspasos de los
títulos en sus archivos electrónicos y las liquidaciones se
harán a través de transferencias electrónicas entre los fondos
que cada casa de valores tendrá en unas cuentas corrientes en
el Banco Central.

Se asegurará la disponibilidad de fondos el mismo día en que
se efectúa la transacción.

Llevará electrónicamente el libro de acciones y accionistas
para las sociedades que inscriban la totalidad de sus acciones
en la Bolsa.

El sistema permite que se cobren los dividendos e interés de
los títulos que custodia en representación de sus
propietarios, el mismo día del vencimiento o de haber sido
decretados.

El proyecto arrancó con una inversión de 2.200 millones de
sucres. Funcionará con 50 empleados inicialmente en Guayaquil.
Todo el sistema y la transmisión de información es
electrónica.

Las tres ventajas del sistema

Basados en la experiencia de otros países, se dice que los
principales aportes del Decevale son transparencia, seguridad
y agilidad.

Este mecanismo facilitará el incremento de la dimensión del
mercado, esto es, una mayor democratización. del capital y un
mayor número de participantes, los cuales podrán operar a
mayor velocidad.

Ofrecerá un instrumento confiable a la vista de los
inversionistas institucionales internacionales, lo que atraerá
a la inversión extranjera.

La Bolsa de Guayaquil dio un paso preliminar al hacer la
compensación del dinero de los pagos dentro de las bolsas y
liquidarlos en el Banco Central.

El Decevale funcionará a futuro totalmente automatizado.
acreditará en cuentas bancarias de personas e instituciones
que realizaron transacciones. El ahorro de trabajo y la
eficiencia del sistema son los elocuentes.

Con transferencia de títulos y valores instantánea se creará
un sistema de negociación rápida. A más de registrar la
propiedad, transferencia, desmaterialización del título,
cubrirá la última parte: la globalización de los mercados.

Al depositar sus acciones en el país los emisores privados, el
Decevale les emite certificados (ADRs) que pueden ser vendidos
en cualquier mercado bursátil del mundo.

La protección no solo abarca a la falsificación de los
papeles. También controla cualquier impedimento legal que
sufra el título.

*Texto tomado de: El Comercio (pag.3B)

Ciudad N/D



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.