Crear hábitos de higiene evita caries

Publicado el 07/Mayo/2009 | 00:03

Crear hábitos de higiene evita caries El 80% de los niños que están en la escuela las padecen



La salud oral en los niños debe ser una responsabilidad de los padres desde que aparecen las primeras piezas dentales, explica el odontólogo Fabián Leiton.

Según el experto, tomar medidas ayuda a prevenir la caries, alteración que afecta al 80% de los pequeños en etapa escolar. "Los casos son más frecuentes en el área rural, pues no tienen el hábito de cepillarse tres veces al día", explica.

La preocupación se debe a que la caries en los niños puede destruir los tejidos calcificados del diente (esmalte, cemento y dentina) y, si no es tratada a tiempo, también puede generar algunas enfermedades.

"La caries provoca abscesos en los conductos internos del diente, lo que puede ocasionar la extracción precoz de las piezas dentales, alteración que -a largo plazo- influye en la mala posición de las piezas dentales definitivas", señala el especialista.

De igual forma, un descuido en la limpieza oral también puede provocar infecciones en las encías, mal aliento y gingivitis (encías sangrantes).

Por ello, Leiton advierte que el cuidado de los dientes es cuestión de hábito. Por ello, responsabiliza a los padres y maestros.

"La limpieza oral se inicia desde que aparecen los primeros dientes. En esa etapa, los padres deben usar una gasa con dentífrico para limpiar sus piezas dentales", dice. A partir de los 2 años, en cambio, los niños deberían usar un cepillo infantil y aprender las técnicas del cepillado.

Mientras que en la escuela, enfatiza Leiton, los docentes deben restringir el consumo de azúcares, pues estas sustancias dañan los dientes.

Recomendaciones para prevenir la caries. Los niños más pequeños pueden asear sus dientes solo con agua y cepillo, para -paulatinamente- incluir un dentífrico.

No obstante, su uso es fundamental, pues el flúor de la crema dental fortalece el esmalte de los dientes y contribuye a soportar el ataque de la placa bacteriana, causante de la caries.

Por otro lado, la forma de cepillarse de los niños no es tan relevante como lo es el garantizar una limpieza homogénea de los dientes, pues es común que los pequeños se resistan a cepillarse los molares debido a que no los pueden ver frente al espejo.

Para corregirlo, el juego es una excelente estrategia: "Vamos a buscar esos dientes escondidos y a ver quién los encuentra primero".

Además del aseo, es necesario reducir la cantidad de azúcar contenida en caramelos, confites y frutas secas. En caso de niños pequeños hay que evitar que duerman con el biberón en su boca, especialmente si contiene leche o jugo, ya que los ácidos y el azúcar contenidos en ellos favorecen a la aparición de caries.

Además, es necesario cepillarse los dientes después de cada comida, incluso luego del recreo, y visitar al odontólogo dos veces al año. (GM)



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.