Correa, la Mofle y Don Burro, los más pedidos

Publicado el 30/Diciembre/2012 | 00:13

Correa, la Mofle y Don Burro, los más pedidos

Los clásicos como chucky y el chavo se siguen elaborando

Muñecos del presidente Chávez y de Barcelona, antifaces, caretas, pestañas postizas y pelucas se venden para festejar el fin de año. Los precios de los artículos van hasta $120

Rafael Correa junto al Chavo del Ocho, Buzz Lightyear, Doraemon y otros dibujos animados, lucen amontonados en la av. Real Audiencia, en el norte de Quito. En la esquina, un Chucky de tres metros se eleva imponente junto a una antena. El muñeco no pasa desapercibido entre peatones ni conductores. hay quienes, incluso, se detienen a analizarlo.

"En una semana vendí más de 100 años viejos -dijo Miryam Güilca, comerciante- el más pedido es Don Burro, que quiso ser candidato a asambleísta".

En el local de Güilca, ubicado en las calles Machala y José Herboso, en el norte de Quito, junto a las pelucas y los antifaces están las caretas de Chávez, los personajes de la película Avatar, de Fernando Cordero y Spiderman. Cuestan de $1 hasta $10.

Después de dar una ojeada a todos los monigotes, Diego Arellano se decide por el Capitán América. La figura, de tres metros, cuesta $120. "Este es para mi trabajo -dijo Arellano-. Yo quemaré uno del Barcelona".

En la av. Real Audiencia y Jaime Albuja (norte de Quito), Verónica García, usuaria, se prueba una peluca celeste mientras Fernando Jaramillo, su compañero, busca entre las máscaras rostros parecidos a los de sus amigos. "Nada de quemar políticos este año -dijo Jaramillo- eso parece que les da suerte".

Dos cuadras más al norte, en la calle Bellavista, Nelly Chaquinga tiene un puesto de máscaras. Lo novedoso en este año, dijo, son las pestañas postizas. Incluso algunas están decoradas con escarcha. Cada par cuesta $4.

En la av. Diego Vásquez de Cepeda, en Carcelén Alto, hay 20 comerciantes que ofrecen hasta el último detalle para despedir a 2012. El 25 de diciembre, los monigotes, antifaces y máscaras reemplazaron a los adornos navideños que se ofertaban desde mediados de noviembre.

En el puesto de Ramiro Pallasco, los años viejos que miden 50 centímetros de altura cuestan $10 y los de tres metros $120. Para este año, el comerciante trajo desde Guayaquil, 130 muñecos de cartón y 150 de papel. "Vendí 10 -dijo Pallasco- pero la mayoría de clientes llegan el 30 o el 31. Por lo general ahí se van todos". Los más solicitados en su local son las figuras de Rafael Correa y Hulk.

En el local de Pablo Parra los muñecos de trapo no han perdido vigencia. Dependiendo de su tamaño pueden costar desde $7 hasta $12. Parra y su familia elaboran algunos de los años viejos, otros, los traen desde Guayaquil. "Es que aquí no se secan bien los materiales", dice Parra.

En este lugar, los dibujos animados como Tundercats, los Pitufos, XMen, Chucky y el Chavo siguen vendiéndose en forma de monigotes y caretas.

Con cabello falso y pestañas postizas, Jackeline Campaña atiende a sus clientes. Lo que más ha vendido son las pelucas. Dependiendo del largo cuestan entre $8 y $10. Hay de varios colores, estilos y formas. También hay artículos para quienes se disfracen de viudas. Camisones, camisetas con senos de plástico, delantales y otras fantasías se exhiben y venden a un promedio de $8. Las máscaras que al oprimir un dispositivo botan sangre están entre las favoritas. Los disfraces cuestan $10. (CG)

 



Actualizado por

1

jesalazar - en EXPLORED - Noticias de Ecuador.