Cada Tres Dias Se Registra Un Sismo En Macas

Publicado el 19/Agosto/1998 | 00:00

Cuenca. 19 ago 98. En la memoria colectiva de Cuenca no existe
el gran temor por un terremoto. Resulta lejano para muchos,
pero según los técnicos, la ciudad está rodeada por fuentes
sísmicas que constituyen una amenaza.

En la ciudad no se tiene datos de sismos fuertes pero la
historia de la región austral sí está marcada por hechos que
revelan un potencial sísmico que merece tomarse en cuenta.

Antes de diciembre 10 de 1970 Loja no tenía antecedentes de
sismos pero ese día un movimiento telúrico, del que no se
tiene un registro de la magnitud, causó destrozos en varias
poblaciones de esa provincia y también en El Oro.

Pero Girón, una población más cercana a Cuenca, a solo 25
kilómetros, durante este siglo ha sido sacudida por varios
sismos. El 13 de febrero de 1913 un sismo de magnitud entre
6.5 y 7 grados en la escala de Richter, destruyó gran parte
del pueblo. Eran las dos de la madrugada cuando la población
no sabía hacia dónde escapar y también se reportó la caída de
una escuela en Molleturo. En Girón habían antecedentes: en
mayo de 1904 se registró un movimiento entre 6.5 y 7 grados y
tres años más tarde, noviembre de 1907, hubo otro de alrededor
de 6.5 grados.

El potencial sísmico no se limita únicamente a la parte norte
del país o a la costanera, la actividad está en todo el
Ecuador, precisamente por el entorno que lo rodea, por lo
tanto Cuenca, Loja, Macas y otras ciudades están dentro de esa
zona y siempre hay una amenaza, explica Enrique García,
director de la Red Sísmica del Austro (RSA). "Estamos en una
zona sísmica, rodeada de fallas geológicas y hay un proceso de
subducción frente a las costas, por lo tanto hay la
probabilidad de un sismo fuerte en la región pero no se puede
predecir cuándo".

Normalmente la placa oceánica se introduce debajo de la
continental. Por este efecto se producen las fallas locales
superficiales que generan también actividad sísmica de alto
peligro para las zonas urbanas y densamente pobladas. La
región austral está atravesada por doce fallas geológicas
importantes, una de ellas es la Girón-Santa Isabel que
atraviesa la ciudad de Cuenca, y continúa con la falla de
Déleg, en Cañar. La actividad relacionada con esta falla es
muy antigua pero no se puede predecir lo que ocurriría, aunque
sí se pueden tomar precauciones en las construcciones de esta
zona, sostiene García.

En base a la actividad sísmica histórica, instrumental y la
obtenida de otras redes se puede establecer que Cuenca está
rodeada de una zona sísmica. Entre febrero de 1995 y enero de
1998 la Red Sísmica del Austro registró 323 sismos menores a 3
grados; dos entre 5 y 6 grados; uno entre 6 y 7; y, uno de 7.

Con la red se tiene información más precisa de la región lo
que ha permitido modelar mejor y determinar con exactitud cuál
es la intensidad sísmica del Austro. De ahí que se ha logrado
identificar un nido de alta sismicidad en la Cordillera de
Cutucú, aproximadamente a 120 kilómetros al oeste de Cuenca y
80 kilómetros al sureste de Macas.

Es una fuente que comenzó a activarse a raíz del sismo del 3
de octubre de 1995 en Macas, de magnitud 7 grados, y que
provocó la caída del puente sobre el río Upano, explica
García. Fue un sismo causado por una falla local y tuvo 200
réplicas. Aquí actualmente se registra un sismo cada tres
días.

Además la red sísmica ha detectado actividad en Naranjal y
Pucará, en esta última población se presentó un deslizamiento
a 20 kilómetros de donde se registraron los movimientos, pero
no se ha podido establecer si fue provocado por el sismo de
3.9 grados.

Para Pedro Basabe, director del Proyecto de Precupa
(Prevención de Desastres de la Cuenca Paute), el objetivo de
este monitoreo es para determinar las zonas de mayor peligro
sísmico y en base de eso el Ecuador tenga una mejor
planificación del territorio y las zonas ya construidas se
acojan al Código ecuatoriano de la Construcción, que debe
tener una dinámica de acuerdo a las investigaciones que se
están haciendo.

"No tenemos que preocuparnos pero sí prepararnos para
enfrentar los sismos. El mejor ejemplo de la falta de
preparación es lo que ocurrió en Bahía de Caráquez, una
sicosis generalizada".

El tipo de construcciones será inventariado

La Facultad de Ingeniería de la Universidad de Cuenca comenzó
en 1990 la instalación de sismógrafos con fondos del Congreso
Nacional.

Pero fue a partir de 1994 cuando la Red Sísmica del Austro
(RSA) se integró como un componente más del Proyecto de
Prevención de Desastres de la Cuenca Paute (Precupa), de
cooperación suizo-ecuatoriano, que terminó de instalarse.

Las estaciones de sismógrafos están en Charshao (Cañar), Turi
(Cuenca), Guallil (Sigsig), Pucará, Acacana (Saraguro) y las
perspectivas son ampliar la red a Chanlud, Santiago y en
Colambo y Guachaurco (Loja).

Los acelerógrafos están instalados en diferentes suelos en el
sector de Miraflores, la parte vieja y nueva de Cuenca, Gapal
y se incluirá Chanlud.

Paralelamente a la instalación de la red se realizaron dos
estudios: Sismicidad Histórica desde 1541 hasta 1995 y Peligro
Sísmico para diferentes períodos de retorno 200 y 575 años.

Fundacyt aprobó el financiamiento para el proyecto Amenaza
Sísmica en el Austro del Ecuador, Vulnerabilidad y Riesgo en
Cuenca, que durará tres años.

Se pretende obtener un estudio de amenaza sísmica y
zonificación en base a datos preliminares de tectónica y
geología regional, históricos sísmicos, monitoreo y ubicación
de sismos.

Para el aspecto de la vulnerabilidad se obtendrán parámetros
útiles para el diseño sismo-resistente de estructuras futuras.
Y se realizará un inventario general de los sistemas
estructurales existentes en Cuenca y el tipo de construcción.
(Texto tomado de El Comercio)

Ciudad Cuenca



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.