Bioabonos garantizan mayor producción

Publicado el 23/Septiembre/2009 | 00:12

Los abonos orgánicos incrementan la producción en el campo. Algunos pueden ser elaborados por el agricultor

En materia agrícola lo importante es optimizar la producción con la menor inversión posible. Además, en los últimos años los agricultores se han percatado de que ser amigables con la naturaleza les garantiza cultivos por muchos años más.

Los bioabonos son una alternativa 100% orgánica que puede incrementar la producción de un agricultor hasta cerca del 40%.

De igual forma, un producto cultivado en suelos fertilizados con abonos naturales puede mejorar en el 90% su calidad.

La importadora de insumos orgánicos Summer Zone tiene 10 años en el Ecuador ofertando productos que resultan más económicos para los campesinos. El crecimiento de la empresa es del 10% anual debido a lo novedoso del abono y a los beneficios que obtienen sus usuarios. "Traemos insumos de los Estados Unidos que ayudan a que el suelo absorba más nutrientes y se transmitan con mayor facilidad a la raíz", explicó Luis Guerrero, representante de Summer Zone.

Pacha Mama, uno de los abonos que ofrece Summer Zone, incrementa en el 89% la calidad del tomate y la papa.

El rendimiento del producto también es un punto a favor para los bioabonos. El saco de 20 kilogramos (Kg) de Pacha Mama cuesta $300 y se puede utilizar en 20 hectáreas (ha). Asimismo, con un litro de Novaplex, hormonas para el suelo, se puede regar 2 ha. de terreno. Varias florícolas del país trabajan con este fertilizante.

En total, Summer Zone cuenta con 12 bioabonos que representan una buena inversión para el agricultor. "El único problema que tenemos es que los pequeños productores todavía creen que estos abonos son más costosos porque no ven el ahorro que genera a largo plazo", añadió Guerrero.

De su parte, entre los productores nacionales de bioabonos están el Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (Iniap) y la Escuela Superior Politécnica de Chimborazo. Ellos elaboran seis tipos de abonos que son amigables con la naturaleza y permiten a las tierras tener un mayor rendimiento. Entre los abonos orgánicos están el compost, la gallinaza, los purines, el bocashi, el humus de lombriz y la estercolaza.

Según Gerardo Heredia, catedrático universitario, los abonos 100% naturales son una alternativa en la que se pueden involucrar los mismos productores agrícolas. De esta manera se puede reducir el uso de insumos extra finca, se aprovecha todos los nutrientes de los desechos orgánicos y se disminuye la contaminación ambiental.

Para obtener el bioabono en la misma finca, es necesario realizar un proceso de conpostaje que consiste en descomponer de manera controlada materiales orgánicos que contienen buenas propiedades de fertilizante.

Nestor Pilaguano, agricultor que trabaja con elementos orgánicos, comentó que con este tipo de productos se puede incursionar en el campo de los alimentos orgánicos que tienen una creciente aceptación en el extranjero.

En la actualidad, varios sectores del Ecuador trabajan con bioabonos, pesticidas naturales y otros elementos que garantizan que un alimento es cultivado en condiciones totalmente naturales. Esto es una carta de presentación para exportar a países que dan mayor valor a los productos que no utilizan químicos en sus procesos.

Al momento, el Iniap elabora guías para que los agricultores fabriquen sus propios bioabonos. (JMF)

Más datos



  • 12 bioabonos comercializa la importadora Summer Zone en el país

  • 40% se incrementa la producción si se utiliza los bioabonos


Otros productos



  • Vitazyne es un bioestimulante que incrementa la producción del suelo aprovechando sus propios nutrientes.

  • Omega grow contiene elementos naturales que facilitan la absorción de minerales y nutrientes del suelo.

  • Compost se obtiene de la descomposición de residuos de frutas, hortalizas, flores, madera y cáscaras de huevo.


Los nutrientes se reutilizan


Los bioabonos elaborados por los mismos agricultores poseen nutrientes que benefician a los nuevos cultivos. Trabajar con restos de verduras y frutas aportan nitrógeno, carbono, potasio y fósforo. Las cáscaras de huevos molidas y las cenizas de madera no tratada brindan varios minerales.

Además, el costo de la producción de un saco de 35 kilogramos (Kg) de compost es de $1,16, lo que evidentemente es un ahorro para el agricultor.

Según la "Guía de Compostaje" del Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias, (Iniap) en la provincia del Chimborazo, ya se está trabajando con estos abonos orgánicos. (JMF)



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.