Alza salarial de militares y policias perjudicará al presupuesto estatal

Publicado el 11/Julio/2006 | 00:00

El incremento en los salarios de los militares y policías no solo que debilitará al presupuesto estatal sino que hará que otros sectores como maestros y médicos también exijan un alza en sus sueldos.

Adicional a esto, se están comprometiendo fondos, por una parte provenientes de la reforma a la Ley de Hidrocarburos, y por otra, por la explotación de los campos que antes operaba la compañía Occidental, que aún tienen problemas legales, añade Hugo Jácome, coordinador de Economía de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso). “Es decir, con un alto riesgo”, enfatiza.

Sin olvidar que ese compromiso será para los próximos cinco años; una herencia con la que tendrá que lidiar el próximo gobierno, asegura Jácome.

El hecho de que el presidente Alfredo Palacio haya modificado el salario de los 67.313 miembros de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) es la decisión más importante en política salarial del régimen.

Esa resolución no satisface al personal de tropa, ni tampoco a los empleados públicos.

Primero, porque como lo señala el presidente de la Asociación de los Servidores Públicos, Miguel García, no se trata de una homologación sino de un incremento salarial.

Y, segundo, porque el aumento se dio en momentos en que el resto de la burocracia tiene congeladas sus remuneraciones.

“En el presupuesto de este año se asignó 30 millones de dólares para homologación y solo se aplicó una escala de 12 millones. Si hay aumento para los militares entonces que nos repartan los 18 millones que falta”, comentó García.

Para los analistas, el aumento en los salarios no es saludable para la economía estatal.

Estos recursos son gasto corriente y no de capital. Lo que significa que no se obtendrán rendimientos, destaca Jácome.

Fidel Márquez, decano de la facultad de Economía de la Universidad Espíritu Santo, ratifica la apreciación.
“Estamos gastando plata sin que esta tenga algún retorno para el país”, explica.

“Aquí, entre salarios y deuda, se cubre prácticamente el 70% del presupuesto del Estado”, dijo Márquez. (WMA/RRS)

250 millones para los militares

Según la resolución los militares deberán homologar sus salarios hasta el 2010.

En la escala militar, el grado más alto lo tiene un general de Ejército. Su sueldo alcanzará, al final de la homologación, 4.670 dólares.

En el grado anterior, general de División, existen actualmente dos rangos. Quien tiene 31 años de servicios percibe 1.618 dólares y quien tiene 32 años recibe USD 1.679.

En el 2010 su salario será de USD 3.885. El costo total de la medida es de USD 250 millones.

Para este año, los militares dispondrán de 25 millones de dólares. El alza rige desde junio.

Durante los próximos cuatro años recibirán alrededor 56 millones anuales. (RRS)

La auditoría de la deuda externa no logra avances

La comisión que creó el Gobierno para auditar la deuda externa ecuatoriana cumple hoy tres meses de gestión, aunque con pocos avances.

Hugo Arias, coordinador general de Jubileo 2000 y miembro de la comisión, dice que esto se debe a que “no ha habido apoyo político, financiero o de información, en la medida que requeríamos para hacer un buen trabajo”.

Explica que las instituciones que debían entregar los detalles de la deuda, “lo han hecho a cuenta gotas” y no han prestado ayuda técnica.

Según Arias, el Banco Central, por ejemplo, indicó que no contaba con personal suficiente para esa labor.

Lo que preocupa al grupo es que solo restan tres meses para realizar la gestión.

Por eso, sostienen, lo que logrará este grupo es abrir el camino para que otras agrupaciones que se constituyan puedan ejecutar la auditoría, siempre que cuenten con apoyo político.

En cuanto a los recursos económicos, se conoce que a fines del mes pasado recibieron su primera asignación, aunque dicen que no es suficiente
.
La comisión, entre sus funciones, deberá descifrar el origen de los bonos de la deuda soberana, que son los que se negocian a través de la bolsa.

Los bonos Global 12 (que vencen en el 2012) y los Global 30 (que vencen en el 2030) fueron emitidos para reemplazar a los bonos Brady (Disc, PAR, IE y PDI).

Los últimos formaron parte del proceso en que Ecuador canjeó la deuda sucretizada (obligaciones de la empresa privada que había asumido el Estado) por papeles. (CFR)

Ciudad Quito



Actualizado por

1

- en EXPLORED - Noticias de Ecuador.