EXPLORED.COM.EC


guía médica familiar

ENFERMEDADES MAS CORRIENTES
VARICELA
SUMARIO DE LA GUIA MEDICA

La varicela es una enfermedad vírica aguda bastante común, producida por el virus Herpesvirus varicellae. Es muy contagiosa, afecta sobre todo a los niños pequeños, y se caracteriza por una erupción cutánea. No es una dolencia grave, y una vez superada, el paciente queda inmunizado durante toda su vida. 

varic.gifLa varicela es una enfermedad infecciosa causada por el virus Herpesvirus varicellae, que se considera idéntico al del herpes zoster, y afecta sobre todo a la piel y la mucosa de la boca y la garganta. 

Se considera una enfermedad de la infancia, ya que aunque los bebés nacen con una inmunidad que les confiere su madre, ésta desaparece en el primer año de vida y el niño puede adquirir la enfermedad por contagio directo. La dolencia tiene un período de incubación de 14 a 16 días antes de que aparezcan los síntomas, y tanto los niños como los adultos pueden contagiarse los virus entre sí; cuando el virus afecta a los adultos puede causar urticaria. 

Los brotes de varicela son más fuertes durante el otoño y el invierno, y parece ser que se suceden en ciclos de tres o cuatro años. 

El virus se transmite por contacto directo con las lesiones de la piel o, con mayor frecuencia, a través de las gotitas de saliva de las personas afectadas, casi siempre en el período en que aún no se han manifestado los síntomas. 

Las secreciones de las lesiones cutáneas pueden contagiar el virus hasta que se secan por completo. Por otra parte, la transmisión indirecta a través de portadores sanos u objetos es muy rara. 

SINTOMAS Y DESARROLLO 

Los primeros síntomas son malestar general, dolor de cabeza, ligero aumento de la temperatura,pérdida del apetito y algunas veces una PUNTOS.gif (265 bytes)

Primera Parte: Vida Sana- Prevenir para vivir mejor
Alimentación Equilibrada
Grupos de Alimentos
Dietas Especiales
Gimnasia Básica
Deportes
Belleza y Salud
Los Enemigos de la Salud

ba1.gif (2632 bytes)
Enfermedades de la A a la Z

bb1.gif (2585 bytes)
El ciudado del Enfermo

sheri.gif (2521 bytes)

Ecuasanitas

Bayer

 

erupción en la piel, de color rojizo, que desaparece con prontitud. A partir de las siguientes 24 a 36 horas aparece la erupción cutánea, que suele ser leve en los niños, pero se manifiesta con mucha más intensidad entre los adultos. 

Al principio las manchas aparecen en la boca y en la garganta, donde revientan con rapidez, causando dolor e irritación: más adelante se extiende al tórax y a la cara y, en ocasiones, a las extremidades. 

La mancha empieza como un punto que se inflama a las a las cinco o seis horas, formando una vesícula llena de un líquido claro, donde abunda los virus. Esta mancha se va transformando hasta formar una pústula, y al final una costra. 

Las erupciones se desarrollan a lo largo de uno o dos días, en los que el enfermo se siente irritado y tiene temperatura elevada, de hasta 38íC. La intensidad de la erupción varía: así, mientras algunos niños presentan muy pocos manchas, otros pueden presentar un gran número de ellas. 

Una vez formadas las costras, las lesiones producen escozor, que puede durar hasta que la lesión desaparece, al cabo de una a dos semanas, cuando la piel se recupera por completo. 

Los adultos que contraen la varicela, a menudo tienen síntomas similares a los de la gripe durante unos días antes de que aparezca la erupción, y además tardan más que los niños en recuperarse. 

Las personas que sufren varicela deben permanecer en casa. No es imperativo que los niños guarden cama, aunque algunos lo prefieren. 

COMPLICACIONES 

Aunque existen muy pocos riesgos relacionados con la varicela, se dan casos en los niños que ingieren medicamentos esteroides o sufren alguna otra enfermedad, como la leucemia, que, si se contagian, pueden padecer una varicela de extrema gravedad, que puede llegar a ser mortal. Otra consecuencia posible, pero muy poco frecuente, es la encefalitis o inflamación del cerebro, que ocurre cuando el virus afecta el sistema nervioso el virus afecta el sistema nervioso y puede presentarse entre el cuarto y el décimo día desde la aparición del brote; esta enfermedad necesita hospitalización, ya que reviste suma gravedad. 

Las complicaciones más comunes derivan de las lesiones de la piel, que pueden infectarse y producir un pus amarillento; asimismo, las lesiones cercanas a los ojos pueden dar lugar a una conjuntivitis infecciosa, que se trata con antibióticos. También puede producirse una varicela hemorrágica con pequeñas pérdidas de sangre en las propias vesículas o en la piel circundante. Aquellas personas que corran el riesgo de sufrir una dolencia grave si se exponen a la infección del virus de la varicela, pueden recibir protección mediante una inyección de inmunoglobulina. 

Caso aparte son los recién nacidos cuya madre sufre una varicela a los pocos días del parto, ya que corren un alto riesgo de contraer una forma grave de la enfermedad. 

A pesar de que la varicela confiere inmunidad permanente después de haberla superado, algunas personas, sobre todo las ancianas o debilitadas, pueden sufrir ataques repetidos de herpes zoster por reactivación del virus. 

TRATAMIENTO 

No existe un tratamiento específico contra este virus, por lo que se debe esperar que la enfermedad siga un curso normal. 

Los dolores de cabeza o garganta pueden tratarse con analgésicos, como el paracetamol, y el escozor causado por las erupciones se puede aliviar mediante la aplicación de una loción calmante de calamina, que tiene propiedades refrescantes y suavizantes. 

Para reducir la irritación también pueden aplicarse medicamentos antihistamínicos, que el médico debe aconsejar, y la fiebre, sobre todo entre los adultos, se rebaja con antitérmicos. 

Los niños no deben asistir al colegio por lo menos durante una semana desde la aparición del brote para aliviar contagios, si bien esta medida debe ser consultada siempre con el médico. 

Al cabo de diez días o dos semanas las lesiones habrán sanado por completo, aunque si se hubieran rascado o lacerado, el proceso de curación puede durar más tiempo. Debe tenerse en cuenta que si las lesiones se rascan o se infectan pueden dejar cicatrices. 

COMO CUIDAR AL ENFERMO CON VARICELA  

Administrar analgésicos suaves para los dolores de garganta y de cabeza. 

Aliviar el escozor de las lesiones mediante la aplicación de una loción de calamina o con medicamentos antihistamínicos, con el fin de reducir la irritación. 

No deben manipularse ni rascarse las lesiones, para evitar el riesgo de infección y la formación de cicatrices. 

Observar una estricta higiene, bañando cada día al niño, manteniendo sus uñas cortas, y las manos, tanto del niños como de quien lo cuida, limpias. 

Administrar gran cantidad de líquidos cuando se presente fiebre. Por el contrario, la cantidad de alimentos sólidos ingeridos puede ser menor que la de costumbre. 

El niño no debe ir a la escuela por lo menos durante la semana siguiente a la aparición del brote, par evitar la propagación de la enfermedad.

Retornar al IndiceSiguiente Enfermedad: LA RECUPERACION

 Sumario Guía Médica FamiliarSumario de la Guía Médica

Home || Alimentación Equilibrada || Grupos de Alimentos || Dietas Especiales || Gimnasia Básica || Deportes || Belleza y Salud  || Los enemigos de la Salud || Enfermedades de la A a la Z ||  Comentarios y sugerencias || Copyright 1997-98 SERVIDATOS S.A. All rights reserved.