EXPLORED.COM.EC


guía médica familiar

ENFERMEDADES MAS CORRIENTES
TUBERCULOSIS
SUMARIO DE LA GUIA MEDICA

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que puede ser crónica, originada por una bacteria, y se transmite por contagio directo a través de gotitas de la saliva de la persona infectada. Afecta los pulmones, pero puede extenderse a otras partes del organismo. En la actualidad existe una vacuna para lograr la inmunidad, y antibióticos para su tratamiento y curación. 

tuberc.gifAunque se desarrolla con lentitud, si no se trata, la tuberculosis puede derivar en una enfermedad crónica, y causar la muerte del paciente. 

Está causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis, que se transmite de una persona a otra a través del aire. Existe una especie bovina (M. bovis), que afecta al ganado, pero que puede hallarse en la leche de vaca y transmitirse al ser humano, infectando primero las amígdalas o el intestino. 

Por lo general, la bacteria afecta los pulmones, pero puede extenderse a otras partes del cuerpo, como el cerebro, los riñones o los huesos; a medida que se multiplican, las bacterias inflaman una pequeña zona a partir de la cual se extiende hasta los ganglios linfáticos más próximos. 

La principal medida para prevenir la tuberculosis es la administración de la vacuna, que se realiza entre los 11 y los 13 años de edad, luego de haber realizado las pruebas de tuberculina; es conveniente inmunizar a los niños pequeños, cuando existen riesgos de contagio. 

La incidencia de esta infección y los problemas que causa difieren en distintos países. En España la forma más frecuente de la enfermedad es la pulmonar, en tanto que en la mayoría de países de Africa la tuberculosis abdominal es la más habitual. 

PUNTOS.gif (265 bytes)

Primera Parte: Vida Sana- Prevenir para vivir mejor
Alimentación Equilibrada
Grupos de Alimentos
Dietas Especiales
Gimnasia Básica
Deportes
Belleza y Salud
Los Enemigos de la Salud

ba1.gif (2632 bytes)
Enfermedades de la A a la Z

bb1.gif (2585 bytes)
El ciudado del Enfermo

sheri.gif (2521 bytes)

Ecuasanitas

Bayer

 

 

En la actualidad, en los países más desarrollados la tuberculosis es cada vez menos frecuente, gracias a las medidas preventivas de inmunización, mediante la vacuna, y a las mejores condiciones de vida; en dichos países se realizan inspecciones rutinarias del ganado vacuno para detectar la presencia de la bacteria, por lo cual la leche ya no es una fuente de infección.  

PUNTOS.gif (265 bytes)

Aunque la forma más común de la tuberculosis afecta los pulmones, también puede afectar la piel, los riñones, el aparto digestivo, la columna vertebral y los órganos genitales.

PUNTOS.gif (265 bytes)

 

DESARRROLLO 

La primera fase de la infección denominada primaria, se prolonga varios meses, durante ese período el organismo activa sus defensas naturales destruyendo la mayor parte de las bacterias, o encerrándolas en cápsulas fibrosas que se desarrollan alrededor del área inflamada. Algunas bacterias pueden incorporarse al torrente sanguíneo y llegar a cualquier otra parte del cuerpo, donde podrían volver a quedar encapsuladas. 

En muchos casos la enfermedad no evoluciona más allá de su fase primaria, y la persona infectada queda inmunizada. Sin embargo, la infección puede volver a manifestarse, a menudo tras un lapso de muchos años, porque las bacterias encapsuladas no están muertas y pueden volverse activas de nuevo; esto ocurre cuando el paciente está debilitado, ya sea por desnutrición o por alguna enfermedad. 

PUNTOS.gif (265 bytes)

La vacuna antituberculosis o BCG se administra entre los 11 y lo 13 años de edad a los niños que no han estado nunca en contacto con la enfermedad y genera una inmunidad tan sólo en un 50% de los casos.

PUNTOS.gif (265 bytes)

 

TUBERCULOSIS PULMONAR 

tuberc1.gifLa enfermedad afecta los pulmones en la segunda fase de su desarrollo, y esto ocurre varios años después de la infección original. 

El foco primario tiende a atacar los lóbulos inferiores de los pulmones, mientras que la infección secundaria afecta los segmentos superiores de estos órganos. Cuando esto sucede, si la enfermedad no es tratada, se forma cavernas en la parte afectada de los pulmones. En esta fase de la dolencia hay una gran cantidad de organismo tuberculosos en los esputos del paciente, que se convierte en nuevas fuentes de contagio. 

Síntomas 

Con frecuencia, no aparecen síntomas claros de la tuberculosis durante la infección primaria, aunque puede presentarse un malestar parecido al de la gripe. 

En la fase secundaria puede desarrollarse fiebre, pérdida de peso y fatiga, entre otros síntomas, que dependen de la parte que resulte afectada en el organismo. En la enfermedad pulmonar puede producirse tos seca, que más adelante se vuelven productivas, con esputos de sangre y pus contagiosos en extremo; en ocasiones, también hay dificultad respiratoria y dolor en el pecho. 

En el caso de complicaciones que afecten cualquier otro órgano, los síntomas localizados se manifestarán de forma gradual. 

Complicaciones 

Muy raras veces la tuberculosis primaria se extiende con tal rapidez que resulte fatal, aunque puede ocurrir a las personas muy débiles, sobre todo a los niños muy pequeños o al los ancianos, si no se aplica un tratamiento adecuado. 

La tuberculosis secundaria no tratada también puede resultar mortal, pero como la enfermedad se desarrolla con lentitud y hoy se dispone de antibióticos y otros tratamientos muy eficaces, por lo general la evolución es favorable.

Por el contrario, si la enfermedad no recibe tratamiento, puede infectarse la pleuta, que se inflama, y deriva en fibrosis; dicha fibrosis puede calcificarse y endurecerse, con lo que los pulmones no pueden funcionar con libertad y se presentan dificultades de respiración. Esto mismo puede ocurrir en el pericardio, el saco membronoso que contiene el corazón, y la tubercolosis percárdica puede bloquear el bombeo del corazón.  

PUNTOS.gif (265 bytes)

Hace cincuenta años, la tuberculosis era con frecuencia mortal; por el contrario,
en la actualidad, y gracias a la vacuna, los antibióticos y las mejores
condiciones de habitabilidad y de alimentación, se ha reducido el número de
infectados y, en consecuencia, el de casos mortales.

PUNTOS.gif (265 bytes)

 

 

PRUEBA DE LA TUBERCULINA 

  • La prueba de la tuberculina determina la infección tuberculosa actual o pasada. Se basa en la reacción cutánea estimulada por diversos medios, como la inoculación en la piel de una sustancia llamada tuberculina, formada por antígenos extraídos de cultivo de bacilos tuberculosos.
  • Si en el lugar de la inyección se forma un nódulo o una mancha rojiza, la prueba resulta positiva. Existe distintas modalidades de esta prueba, que son las pruebas de mantoux, de Heaf y de Pirquet. 
  • Antes de aplicar la vacuna antituberculos (llamada BCG por el nombre de bacille Calmette-Guérin) se deben efectuar estas pruebas: si son negativas, se administra la vacuna; pero si resulta positiva, los niños que reaccionan son denominados tuberculino positivo, y se entiende que o bien ya han adquirido la inmunidad o bien están enfermos en ese momento. En cualquier caso, ante un resultado positivo se deben realizar todos los estudios pertinentes.  

TUBERCULOSIS MILIAR 

tuberc2.gifEn ocasiones, sobre todo entre los niños o adolescentes, la infección puede estenderse por el torrente sanguíneo y derivarse en una tuberculosis miliar. 

Los síntomas consiste en fiebre alta, sudoración nocturna y, con frecuencia, puede desembocar en una meningitis, un derrame pleural o una peritonitis. Los síntomas se manifiestan en los niños de manera súbita, mientras que en los adultos lo hacen al cabo de varias semanas o meses. Esta dolencia afecta con mayor frecuencia el hígado, el bazo, la médula ósea y las meninges. 

El diagnóstico se establece mediante una biopsia del tejido o el órgano afectado. Si se descubre de modo precoz, puede ser tratada, con muchas posibilidades de lograr una completa curación. 

TUNERCULOSIS INFANTIL 

Entre los niños, la tuberculosis suele afectar los pulmones, la faringe o, de forma más rara, la piel. Al ser los niños menos resistentes a la enfermedad, ésta puede extenderse con gran rapidez y presentarse más complicaciones; a pesar de lo anterior, suele ser de carácter benigno y de breve duración y, una vez superada, se adquiere inmunidad residual. 

Diagnóstico 

El diagnóstico puede establecerse mediante diferentes pruebas, como la de Mantoux, análisis del exputo y radiografías del tórax. 

Tratamiento. 

El tratamiento se basa en la administración de diferentes tipos de antibióticos, como la estreptomicina, la rifamicina, la isoniacida, y el estambutol. 

Al principio de la infección se administran dos o tres clases de estos medicamentos a la vez, que deben tomarse de forma continuada durante un determinado período de tiempo, por lo general, entre 9 y 12 meses, como mínimo. 

El enfermo debe seguir una dieta a base de alimentos nutritivos y observar reposo durante varios meses, esencial para una recuperación completa; en ocasiones, para limitar los contagios y asegurar la alimentación y el tratamiento adecuados, el paciente es hospitalizado durante las primeras semanas del tratamiento. 

Una vez superada la enfermedad, el paciente debe someterse a revisiones periódica, por lo menos durante los dos años siguientes.  

OTROS TIPOS DE TUBERCULOSIS 

Aún cuando la tuberculosis pulmonar es la forma más frecuente de la enfermedad, puede afectar otros órganos, como el útero, los genitales, la piel, los riñones y la columna vertebral.

Retornar al Indice
Siguiente Enfermedad: ULCERAS

 Sumario Guía Médica FamiliarSumario de la Guía Médica

Home || Alimentación Equilibrada || Grupos de Alimentos || Dietas Especiales || Gimnasia Básica || Deportes || Belleza y Salud  || Los enemigos de la Salud || Enfermedades de la A a la Z ||  Comentarios y sugerencias || Copyright 1997-98 SERVIDATOS S.A. All rights reserved.