EXPLORED.COM.EC


guía médica familiar

ENFERMEDADES MAS CORRIENTES
PULSO
SUMARIO DE LA GUIA MEDICA

El pulso es la expansión y contracción intermitente, repetida, rítmica y regular de las arterias, que se produce por la onda de presión causada por la impulsión de la sangre desde el corazón. En un adulto el número habitual de latidos por minuto oscila entre 50 y 100. Ciertas variaciones del ritmo constituyen la manifestación de trastornos.

Al tomar el pulso, con cada latido se aprecia la actividad del corazón, que impulsa la sangre a través de las arterias hacia todo el organismo. La fuerza inicial de cada latido se transmite a lo largo de las paredes de la totalidad del sistema arterial, que se expanden debido a su elasticidad, contrayéndose seguidamente. 

PUNTOS DE PALPACION DEL PULSO 

El pulso se puede palpar con facilidad en diferentes puntos situados cerca de la superficie del cuerpo. El punto de palpación más habitual es el de la arteria radial de la muñeca, que se percibe en la superficie de ésta. Es conveniente tomar el pulso en este punto con uno o dos dedos (índice y corazón), pero no con el pulgar, ya que como este dedo tiene su propio pulso se puede confundir con el de la persona a la que se está examinando.12.gif (22721 bytes)

Otro punto donde el pulso puede percibirse con claridad es el de la arteria braquial, que se encuentra en la parte interna de la articulación del codo. También se puede utilizar el de la arteria temporal, por delante del pabellón auricular; el de la arteria carótida primitiva, ubicada en el cuello, a dos centímetros y medio debajo del ángulo de la mandíbula, y el de la arteria facial, en el borde inferior de la mandíbula. 

Del mismo modo, la mayoría de personas puede encontrar su pulso en las ingles, en la parte posterior de las rodillas, en la parte interna del tobillo y sobre el pie.

puntos.gif (265 bytes)

primera parte: vida sana- prevenir para vivir mejor
alimentación equilibrada
grupos de alimentos
dietas especiales
gimnasia básica
deportes
belleza y salud
los enemigos de la salud

ba1.gif (2632 bytes)
enfermedades de la a a la z

bb1.gif (2585 bytes)
el ciudado del enfermo

sheri.gif (2521 bytes)

ecuasanitas

bayer

 

INDICACIONES DEL PULSO 

Indirectamente, el pulso permite conocer el estado de las arterias. Así, algunas enfermedades como la arteriosclerosis (endurecimiento, pérdida de elasticidad y tendencia a la obstrucción de las arterias) puede detectarse mediante el pulso: si éste es débil, o es difícil de encontrar, puede indicar la presencia de este trastorno. Esto puede comprobarse, por ejemplo, en las piernas, cuyas arterias son las más predispuestas a padecer este tipo de enfermedad. 

El pulso también es índice del funcionamiento del corazón, ya que la frecuencia de cada pulsación se corresponde con cada bombeo de éste. Sin embargo, cuando los latidos del corazón son demasiado débiles para transmitirse con fuerza a lo largo de todo el sistema arterial, se establece una diferencia entre la frecuencia cardíaca y el pulso. 

Cuando una persona llega a experimentar hasta 120 o más pulsaciones por minuto, se considera que padece una taquicardia, que es una respuesta normal tras un ejercicio físico intenso o ante la fiebre, aunque también puede deberse a un defecto del sistema bioeléctrico del corazón. 

Una frecuencia lenta, o bradicardia, puede ser normal, en especial entre los atletas, pero si es inferior a los 50 latidos por minuto en una persona que tenía una frecuencia más alta, se convierte en motivo de alarma, sobre todo en los ancianos, ya que puede indicar que existe un bloqueo cardíaco, debido a la interrupción en la conducción de los impulsos bioeléctricos del corazón. También puede ser causada por una hiperactividad del sistema nervioso parasimpático, lo que crea una disminución de la frecuencia cardíaca, que puede dar lugar a un desmayo. 

Con el examen del pulso puede diagnosticarse incluso enfermedades poco frecuentes, como ocurre cuando el pulso de las piernas se encuentra disminuido en intensidad y retraso con respecto al de los brazos, lo que puede indicar una rara malformación congénita con bloqueo de la arteria aorta. Es importante observar el ritmo entre la inspiración y la espiración. 

FORMAS DE TOMAR EL PULSO EN LOS DISTINTOS PUNTOS 

Pulso de la arteria tibial: Se encuentra en la cara interna del tobillo, detrás de la prominencia ósea. 

Pulso de la carótida: se palpa ejerciendo una suave presión digital en la hendidura ubicada entre la faringe y el músculo esternocleidomastoideo, situado en la parte lateral del cuello, a unos dos centímetros y medio por debajo del ángulo de la mandíbula. 

Pulso dorsal del pie: Puede palparse entre el primero y el segundo hueso metatarsiano, es decir, en el empeine, o parte superior del pie. 

Pulso radial: Se percibe en la arteria radial a la altura de la muñeca. 

Pulso venenoso: Suele palparse en las venas yugulares del cuello, y puede indicar arritmias o trastornos de la conducción cardíaca.

  

puntos.gif (265 bytes)

Cuando una persona sufre un desvanecimiento conviene tomarle el pulso en
el mismo momento en que se haya desmayado, ya que el ritmo cardíaco puede
indicar si la causa es un fallo del corazón, pudiendo ocurrir que al llegar al hospital
se haya normalizado.

Para palpar el pulso se debe colocar dos o tres dedos, nunca el pulgar,
en la parte interna de la muñeca, y contar el número de latidos por minuto,
observando al mismo tiempo si las pulsaciones son rítmicas o de igual intensidad.
puntos.gif (265 bytes) 


retornar al indice
Siguiente Enfermedad: RESFRIADOS

 sumario guía médica familiarSumario de la Guía Médica

Home || Alimentación Equilibrada || Grupos de Alimentos || Dietas Especiales || Gimnasia Básica || Deportes || Belleza y Salud  || Los enemigos de la Salud || Enfermedades de la A a la Z ||  Comentarios y sugerencias || Copyright 1997-98 SERVIDATOS S.A. All rights reserved.