EXPLORED.COM.EC


guía médica familiar

ENFERMEDADES MAS CORRIENTES
NEUMONIA
SUMARIO DE LA GUIA MEDICA

La neumonía o pulmonía es la inflamación aguda del tejido pulmonar causada por una infección microbiana o por inhalación, cuyas manifestaciones más habituales son fiebre, dolor en el lado afectado al respirar, tos acompañada de expectoración y de dificultad respiratoria. 

neumo1.gifAunque en épocas pasadas esta enfermedad provocaba una elevada mortalidad, actualmente, gracias al tratamiento antibiótico, el riesgo se ha reducido, si bien es la infección letal más frecuente y ocupa el sexto lugar entre las causas de muerte. Están especialmente predispuestas los pacientes con enfermedades debilitantes, ancianos, enfermos con neumopatías crónicas y cardiópatas. 

La neumonía es una inflamación del tejido que forma los pulmones, que se hincha, enrojece y se vuelve doloroso. Suele ser causada por una infección microbiana, por bacterias, virus u hongos, y también por la inhalación de cuerpos extraños, líquidos cáusticos o abrasivos o gases venenosos, como el cloro. 

neumo2.gifLa estructura pulmonar parte de la tráquea, que se divide en dos ramas o bronquios principales, los cuales se subdividen, a su vez, en tres bronquios secundarios para el pulmón derecho (dando lugar a tres lóbulos pulmonares ) y en dos para el pulmón izquierdo (con sólo dos lóbulos pulmonares, para dar cabida al corazón). En cada lóbulo pulmonar los bronquios se dividen en bronquiolos y en ramas más pequeñas, los alvéolos pulmonares, que son los que permiten el intercambio de gases (oxígeno y dióxido de carbono) con la sangre.

puntos.gif (265 bytes)

primera parte: vida sana- prevenir para vivir mejor
alimentación equilibrada
grupos de alimentos
dietas especiales
gimnasia básica
deportes
belleza y salud
los enemigos de la salud

ba1.gif (2632 bytes)
enfermedades de la a a la z

bb1.gif (2585 bytes)
el ciudado del enfermo

sheri.gif (2521 bytes)

ecuasanitas

bayer

 

 

Cuando la infección afecta sólo a los bronquios, se trata de una bronquitis, mientras que si afecta los bronquiolos, y los alvéolos pulmonares, se habla de neumonía. En este último caso, las secreciones mucosas causadas por la infección ocupan gran parte de los alvéolos, impidiendo que el aire penetre en ellos, lo cual dificulta el proceso de intercambio gaseoso con la sangre.

NEUMONIA LOBULAR 

Existen dos formas típicas de neumonía: la neumonía lobular y la bronconeumonía. La neumonía lobular se caracteriza por afectar especialmente un lóbulo pulmonar entero. Los síntomas más claros son la tos persistente y la fiebre elevada, dolor torácico, cianosis y esputos conteniendo sangre. 

BRONCONEUMONIA 

En la bronconeumonía están afectadas áreas dispersas del tejido pulmonar, empezando por los bronquios y extendiéndose a uno o varios lóbulos pulmonares, además de existir, por lo general, una bronquitis superpuesta, que casi siempre es la causa inicial de la neumonía. El síntoma característico es la emisión de gran cantidad de esputos de coloración amarilla o verdosa; la fiebre es menos elevada que en el caso de la neumonía lobular y la tos se acompaña de expectoración. 

puntos.gif (265 bytes)

Un tipo de neumonía atípica es la "enfermedad del legionario",
causada por la Legionella neumophilia, de carácter epidémico y elevada mortalidad.

puntos.gif (265 bytes)

OTRAS FORMAS DE NEUMONIA 

Si bien cualquiera neumonía puede, en principio, clasificarse en una de las dos antes citadas, existen variantes en el agente causante o en las complicaciones que se producen, recibiendo por lo tanto distintas denominaciones. Así, la llamada "pulmonía doble' se refiere al hecho de que la infección afecta dos lóbulos pulmonares. La denominada "neumonía atípica" es la causada por un microorganismo del género Mycroplasma, bastante parecido a las bacterias. La "fiebre Q" es una infección pulmonar provocada por rickettsias, y la "psitacosis" es la neumonía causada por clamidias. 

puntos.gif (265 bytes)

Las infecciones víricas, como el resfriado común y la gripe,
puede facilitar la infección bacteriana de los pulmones.

En los pacientes que sufren procesos asmáticos la neumonía
complica de forma notable el cuadro clínico, y su dificultad respiratoria se agrava.

puntos.gif (265 bytes)

 

AGENTES CAUSALES 

neumo3.gifExisten diversos agentes cuasales que dan origen a una neumonía; así, las bacterias neumocócicas son casi siempre las causantes de la neumonía lobular; el agente causante de las bronconeumonía es, con frecuencia, la bacteria Haemophilus influenzae, mientras que los estafilococos dan origen, por lo general, a neumonías complicadas con abscesos pulmonares. 

Entre las neumonías no producidas por bacterias, las más habituales son debidas a la acción de los virus, siendo los virus para influenza de la gripe y los citomegalovirus los agentes desencadenantes. La infección del tacto respiratorio alto, con afecciones en la nariz o en la garganta, así como el resfriado común, favorecen la infección vírica de los pulmones. 

Una especie particular de clamidia, Chalamydia psittaci, provoca un tipo de infección pulmonar denominada psitacosis, que se contagia a través del contacto con pájaros domésticos. 

Finalmente, la denominada neumonía por aspiración es causada por la inhalación de cuerpos extraños, que se produce, por lo general, cuando el paciente se halla inconsciente y no puede eliminar las secreciones pulmonares mediante la tos, o por aspiraciones de vómito, frecuente sobre todo en casos de etilismo.

COMPLICACIONES 

Si bien la neumonía no es una enfermedad muy frecuente, llega a afectar a una persona de cada 300 cada año, y el promedio de muerte alcanza el 3%. La mortalidad, por lo general, se circunscribe a ancianos afectados de broncopatías crónicas y a pacientes con enfermedades debilitantes, que reducen sus defensas orgánicas. 

El elevado riesgo que comporta la neumonía aconseja en numerosos casos la hospitalización del paciente. 

En cuanto a las complicaciones derivadas de una neumonía, la pleuritis, o inflamación de la pleura, es la más frecuente y la que, a su vez, puede derivar en un derrame pleural de líquido infectado; otra complicación también posible, que sólo se puede presentar en los casos más graves, es la formación de abscesos pulmonares. 

TRATAMIENTO 

El tratamiento fundamental consiste en la administración de antibióticos adecuados al agente causante: penicilina, para la neumonía lobular; tetraciclina, para la psitacosis, y otros antibióticos específicos para las otras formas concretas de neumonía. La neumonía vírica no responde al tratamiento con antibióticos. 

Es conveniente la administración de expectorantes que ayuden a eliminar las secreciones y analgésicos para calmar el dolor torácico. 

Las inhalaciones con fármacos broncodilatadores, si bien no curan la enfermedad, pueden servir como elemento coadyuvante que sirve para aliviar las molestias causadas por la dificultad respiratoria, así como la oxigenoterapia. 

FACTORES Y GRUPOS DE RIESGO

 Existe una mayor probabilidad de contraer una neumonía en los siguientes casos:

  •  Ancianos de más de 75 años.
  •  Asmáticos crónicos.
  •  Enfermos aquejados de insuficiencia renal.
  •  Fumadores.
  •  Grandes bebedores.
  •  Niños menores de 2 años.
  •  Pacientes tratados con medicamentos antiinflamatorios.


retornar al indice
Siguiente Enfermedad: OBSTUCCION INTESTINAL

 sumario guía médica familiarSumario de la Guía Médica

Home || Alimentación Equilibrada || Grupos de Alimentos || Dietas Especiales || Gimnasia Básica || Deportes || Belleza y Salud  || Los enemigos de la Salud || Enfermedades de la A a la Z ||  Comentarios y sugerencias || Copyright 1997-98 SERVIDATOS S.A. All rights reserved.