EXPLORED.COM.EC


guía médica familiar

FASCICULO 4:  DIETAS ESPECIALES

foto06.jpg (8541 bytes)

La alimentación adecuada desempeña un papel de suma importancia en el tratamiento de las enfermedades renales, así como también en su prevención.

         INDICE

una dieta sana
normas para adelgazar
dieta para adelgazar
consejos para ganar peso
alimentación del diabético
el colesterol
la hipertensión arterial
dietas para artítricos
dieta para enfermos del riñón
trastornos gastrointestinales
alimentación y embarazo
la nutrición del bebé
alimentación para la tercera edad

DIETAS PARA ENFERMOS DEL RI�ON SUMARIO DE LA GUIA MEDICA
La función principal de los riñones, órganos vitales, es la de depurar la sangre. Para ello, la filtran, reteniendo las sustancias que puede aprovechar el organismo, como la glucosa, el agua y el sodio, y eliminan a través de la orina las que pueden desecharse, entre ellas el amoníaco y el ácido úrico. Así, los riñones regulan el equilibrio hidrosalino y la tensión arterial del organismo, además de que también fabrican sustancias estimulantes a la producción de glóbulos rojos en la sangre.

ENFERMEDADES RENALES 

Los riñones pueden sufrir un gran número de enfermedades, tanto de índole inmunológica como infecciosa, además de los tumores y del llamado "mal de piedra", con que se denomina al cólico nefrítico que producen las piedras, o los cálculos o los cristales, cuando obstruyen los canales de excreción. Sin embargo, los desórdenes renales deben ser comprobados por un médico para que, según sea la patología, determinen el tratamiento más adecuado que debe seguirse.

LA SAL Y EL AGUA 

Con excepción de ciertos desórdenes renales en los que suele haber una dificultad para eliminar líquidos, entre las medidas básicas de la nutrición dietética se encuentran la supresión de la sal y el consumo diario de grandes cantidades de agua o, en su defecto, de zumo de frutas.

DIETA PARA EL MAL DE PIEDRA 

Las prescripciones dietéticas para este trastorno renal varía según se trate de una situación de ataque o de períodos de calma. En el primer caso, además del reposo absoluto en cama, para ayudar a disolver los cálculos es aconsejable el ayuno total, con la sola ingestión de aguas minerales no carbónicas, zumos de frutas y de pepino y zanahorias, además de tisanas de hierbas con efectos diuréticos, como la cola de caballo, la ortiga blanca, el abedul, las vainas de judías y los estigmas de máiz. 

Como el dolor puede llegar a ser muy intenso, debe aplicarse calor localmente, ya sea mediante compresas o con una bolsa de agua. En caso de que el dolor no ceda y no pueda soportarse, podrá combatirse con un analgésico potente. 

Pasado el ataque, cuando ya no se sienta dolor alguno, la dieta de los primeros días se compondrá solamente de alimentos crudos, a base de ensaladas, de frutas y de leche en cantidades muy moderadas. Poco a poco irá incrementándose la cantidad de los alimentos hasta que, al cabo de una semana, nuevamente se tomará la dieta normal prescrita para este tipo de afección, que comprende ensaladas, frutos secos, cereales integrales y frutas o sus zumos. 

primera parte: vida sana- prevenir para vivir mejor
alimentación equilibrada
grupos de alimentos
dietas especiales
gimnasia básica
deportes
belleza y salud
los enemigos de la salud

ba1.gif (2632 bytes)
enfermedades de la a a la z

bb1.gif (2585 bytes)
el ciudado del enfermo

sheri.gif (2521 bytes)

 

ecuasanitas

 

bayer

 

 
retornar al indice Indice del Fascículo 4: Dietas Especiales

 sumario guía médica familiarSumario de la Guía Médica

Home || Alimentación Equilibrada || Grupos de Alimentos || Dietas Especiales || Gimnasia Básica|| Comentarios y sugerencias || Copyright 1997-98 SERVIDATOS S.A. All rights reserved.