Home Online

Informacion General
Autoridades, Ministerios, Indicadores económicos, Agenda Turistica, etc.

Parques Nacionales
Proyecto INEFAN-GEF

Presidentes  
Cronología de Gobernantes (1830 - 2005)

Hombres Notables  
Biografía de Hombres Notables del Ecuador
 

Tour Fotografico
Galería por Regiones

Enlaces
Enlaces por Categoría





Hombres Notables del Ecuador

Buscador Hombres Notables del Ecuador      Independencia del Ecuador

ATAHUALPA

1.- INTRODUCCION.- La controvertida figura de Atahualpa, ha generado muchos intereses de todo orden y naturaleza: científicos, sociales, políticos, económicos, religiosos, etc; pero todos ellos desembocan en un solo fin, la admiración, respeto quizas, la codicia o ambición para quien fue, es y será una de las personalidades más preponderantes que ocupa un sitio privilegiado en los anales de la historia ecuatoriana y latinoamericana; a mucho orgullo nuestro valor nacido en la parroquia urbana de Caranqui, según lo probaremos más adelante. Ejemplo vivo de lo que significa en toda la dimensión de la palabra ser un verdadero soldado y patriota; cultor insigne de todas las virtudes cívicas y sociales amasadas con reciedumbre en la fragua ardiente de sus antepasados y progenitores.

Es así como el Emperador Atahualpa Duchicela, reunió todas las cualidades necesarias para ejercer el poder, dirección militar, respeto y fiel cumplimiento a los deberes y obligaciones que debería demostrar un buen cuidado.

2.- SINTESIS BIOGRÁFICA.- Lugar y fecha de nacimiento: Nació en el Antiguo Reino de Quito, (Ecuador) en la provincia de Imbabura, Cantón Ibarra, Parroquia urbana de Caranqui, en el año 1497, el gran prototipo de la ecuatorianidad Atahualpa Duchicela, siendo sus padres el Inca Huayna-Cápac y la Princesa Paccha Duchicela.

Sin embargo, en vista de versiones antojadizas, que tratan de menoscabar esta verdad, comprobada por connotados historiadores, hasta la saciedad; nos parece oportuno confirmar una vez más, que la parroquia urbana de CARANQUI, es la cuna de Atahualpa.

Al respecto, el propio Atahualpa, declara en la prisión de Cajamarca, cuando fue interrogado por el lugar de su origen, contestó textualmente: "Soy natural de las tierras de CARANGUE; y, por sus padres: "Hijo de mi padre señor Huayna - Cápac y de mi madre la Princesa Paccha Duchicela" (Montesinos).

Federico González Suárez, famosos historiador, manifestó en su obra "Historia General de la República de Ecuador": "En el palacio de Caranqui, nació Atahualpa". "Tras la batalla con el Duchicela Cacha, Huayna-Cápac, pasó a instalarse en el antiguo palacio de Cacha en Carangue, el cual fue completamente reedificado, como lo hizo antiguo de los Caras, lugar en que nación Atahualpa o Atabalipa".

El historiador Quiteño Luis Andrade Reimers, formula esta pregunta ¿NACIO ATAHUALPA EN CARANQUI?.- Manifiesta entre otras cosas los siguientes puntos muy interesantes: "las mansiones reales de Caranqui, dentro de las cuales habían un estanque hecho de piedra muy prima y los palacios y morada de los Incas", el templo del Sol, etc., pero se abstiene de conjeturar al menos la razón por la cual Huayna-Cápac debió haber edificado todas esas maravillas. Lo indudable es que desde esa época hasta hoy día hay entre nosotros una tradición constante de que Caranqui fue la cuna de Atahualpa.... La Guerra contra Huayna-Cápac duró diecisiete años. Además, después de su dominación tuvo que educar a los sobrevivientes de la región de Quito en el colectivismo del incario, edificar palacios, templos y construcciones estables no solo en Caranqui sino también en Quito, Latacunga, Mocha y Riobamba, que debieron durar estos trabajos por más de treinta años"! Concluye: "Todo esto nos lleva la convicción de que también Atahualpa nació en la región de Quito y pueblo de Caranqui. Y el nacimiento de Atahualpa ennoblece nuestra raza; de Inbayas y Caras, que nos enseñaron a defender la Patria como lo hiciera el gran caranqueño Atahualpa, ante la insolente invasión de Huáscar al territorio del Reino de Quito.

Finalmente, para fundamentar nuestra afirmación que Caranqui fue la cuna de Atahualpa; insertemos lo que nos dice, Monseñor Silvio Luis Haro Alvear, que fue obispo de Ibarra, y en su largo tiempo de estadía, se dedicó a la investigación prehistórica e histórica de la diócesis de Ibarra, que comprendía las provincias de Imbabura y Carchi: Anota "y cierto, don Francisco Atahualpa, hijo del meperador, así como su hija.

Doña María, asoman como Caciques de Carangue, Caranqui. Que de Caranqui fue ciertamente orifinario Atahualpa, lo sabemos: ora por el matrimonio de la Reina Paccha con Huayna-Cápac, después de la batalla de Tontaqui o Hatun - Taqui; ora por el nombre de Túpac Palla o Tocto Ogllo, palla Cuzqueña. Según Herrera Gamboa y Santacruz, que corresponde al relato de Montesinos: la Palla de Atau, distinta de la Reina Paccha. Entonces según el Obispo Haro, Atahualpa, el 46 Schyri Inca nació en Caranqui, importante centro político del Tahuantinsuyo organizado por Huayna-Cápac, y reeditado por Atahualpa Duchicela, luego de su triunfo sobre su hermano Huáscar, en Quipaypán.

3.- ¿COMO FUE ATAHUALPA?.- Nuestros maestros nos han enseñado que a la muerte de su padre, Atahualpa heredó el Reino de Quito, y su hermano Huáscar el Reino del Cuzco. Que por la ambición desmedida de este último, casi diríamos viene a reeditarse aquel pasaje bíblico de los hermanos: "Caín y Abel" y es entonces cuando Atahualpa demuestra sus altas dotes y cualidades humanas, en este conflicto con su hermano.

Atahualpa, desde su pequeña edad, sacó a flote la rectitud de su carácter confirmando esta originalidad de su carisma en el martirio de sus últimos días y la consumación de su muerte.

Atahualpa, de inteligencia clara, pusta en evidencia en todas las oportunidades de ejercer el mando. Indómito guerrero y caballero de la lucha; amante de la libertad, la nobleza y buen espíritu. Nunca le doblegaron amenazas o traiciones; siempre buscó y practicó el imperio de la jsuticia dentro de la comunidad que deseaba verla altiva y progresita, con ese recruso de la habilidad política y talento administrativo. El Inca Huayna-Cápac, quiso muchísimo a su hijo Atahualpa. El personalmente le enseñó muchas cosas y estrategias; escogió a los mejores maestros de la época para que le instruyeran; los más distinguidos generales quiteños le adiestraron en el arte de la guerra, captando con brillante asimilación por su excelente carácter y clara inteligencia, en cuyas oportunidades se evidenciaban sus altas dotes de mando, lo que le valió para aplastar y sofocar las acciones belicosas de su hermano Huáscar, creyéndose perjudicado por su padre al entregarle el Reino del Cuzco, declaró la guerra a Atahualpa; después de cruentos combates el ejército del Cuzco cayó completamente derrotado, tomaron prisionero a Huáscar, siendo encerrado en una fortaleza.

Atahualpa salió airoso de este conflicto. Ingenioso, astuto, sagaz, mañoso y cauteloso. Gentil hombre, de cuerpo bien alto, fornido, bien musculado; hermoso de rostro, como lo eran todos los incas y pallas, nos dice Garcilaso de la Vega.

4.- PASION Y MUERTE DE ATAHUALPA.- Después de poco tiempo de estas confrontaciones bélicas entre los dos hermanos; los expedicionarios españoles, al mando de Francisco Pizarro y Diego de Almagro, llegaban a Cajamarca - Perú; la ambición desmedida por el oro del reino, se hizo notar claramente en estos tipos.

Con la finalidad de dar pábulo a sus ambiciones, ordenan le hagan comparecer ante su presencia a Atahualpa; para buscar en él delitos que nunca los cometió; pero la perversa zaña de estos crueles, inventaron mentiras, chismes, cuentos llenos de astucia y maldad; lo tomaron prisionero sin fórmula de juicio legal. Una vez que estuvo en sus manos y encarcelado, motivaron al inocente Atahualpa, que a cambio de su libertad entregue el oro del imperio. Atahualpa acosado por estos malvados aceptó y ofreció por su rescate, cubrir de oro la habitación en la que se encontraba prisionero, hasta el nivel de un hombre alto como él con los brazos levantados. Los españoles, una vez que aceptaron esta propuesta, de todos los lugares del imperio llegaron grandes cantidades de oro. Y así cumplió Atahualpa con su promesa.

Los españoles conquistadores, después de repartirse esta fabulosa cantidad de oro, faltaron a su palabra, y condenaron al Inca a morir quemando, acusándole de estar preparando una conspiración contra ellos. Algunos meses pasó Atahualpa encarcelado, y a última hora aceptó ser bautizado con el nombre de Francisco; pero las intransigencias de Diego de Almagro y el Padre Fray Vicente Valverde; la traición de Felipillo, acusando infamemente a Atahualpa de haber cometido delitos de: fratricidio, poligamia, incesto, idolatría y tentativa de conspiración contra los españoles.

Vino la orden de la Corona de España, a fin de consumar el delito de dar muerte a un inocente, hecho que acaeció un 26 de julio de 1533 a los treinta y seis años de edad, completamente en plena juventud y desarrollo de sus aptitudes y cualidades físicas e intelectuales. Cerca de la fatal muerte, Valverde preguntó a Atahualpa su último deseo; expresando con suma serenidad y valentía, que sus restos sean trasladados a Quito, su patria, y , por último mirando a Francisco Pizarro, le pidió que cuide de sus hijos; entonces si esperó el momento supremo de la ejecución, con la serenidad y señorío de que estuvo investido durante su prisión. Atahualpa fue ahorcado, a poco tiempo expiró en medio de la complacencia y diatribas de los usurpadores y detractores; del dolor y lágrimas de sus mujeres y de los pocos leales soldados que le habían quedado. Su cuerpo permaneció toda la noche en el sitio de la ejecución, a la mañana siguiente le trasladaron a la Iglesia de San Francisco, donde se celebraron sus exequias con gran solemnidad. Unas trescientas personas lloraban y daban gritos lastimeros, entre ellas veinte eran sus hermanas.

5.- ATAHUALPA SIMBOLO DE LA ECUATORIANIDAD.- Como conclusión práctica y objetiva, la condensamos así: La augusta personalidad de Atahualpa, constituye para todos los ecuatorianos el símbolo de nuestra nacionalidad, la demostración auténtica de la idiosincracia criolla; el dechado de virtudes y cualidades que debe impregnarse en nuestra mente y corazón.

Y esto lo aseveramos, porque hay un torrente enorme del fervor y despertar cívico, por la admiración de nuestro Monarca Atahualpa Duchicela. Es que no es fanatismo, ni subterfugios o espejismos, como vibramos de emoción, cuando evocamos el nombre que brilla con luz de guirnaldas y diademas de triunfo. Así: existe el "Fuerte Atahualpa", con tres batallones en Machachi - Aloag - Aychapicho; Cantones, Parroquias, Avenidas, calles, escuelas, coliseos, colegios, Institutos de Educación, Centros Sociales y Culturales; Escenarios y cuadros deportivos, Clubes de toda índole; billetes, etc. Monumentos, cuadros, efigies, por doquier resaltan con orgullo ese inmortal nombre "ATAHUALPA".


S U B I R


Copyright © 1999  EXPLORED